El entrenamiento de fuerza es la actividad más popular en Brasil, según Polar

El informe 2023 de Polar revela que, en Brasil, el entrenamiento de fuerza lidera las preferencias de actividad física, seguido por "correr", "caminar", "correr en cinta" y "ciclismo", con una media de ejercicio de 5:16 horas. La sesión media de entrenamiento de fuerza tiene una duración de 63 minutos. En detalle, los datos indican que la distancia media por sesión de running es de 7,1 km, mientras que la caminata alcanza una distancia media de 3,8 km. Además, el ciclismo registra una distancia media por sesión de 26,8 km. En sintonía, en la tendencia global, el compromiso con el ejercicio moderado también es significativo, donde caminar se posiciona como la segunda actividad más registrada, representando el 16% de las sesiones en la plataforma Polar Flow. Asimismo, el informe resalta que, a nivel global, correr continúa siendo la actividad más popular en 2023, representando el 19.22% de todas las sesiones de entrenamiento. En promedio, los usuarios de Polar recorrieron 7.8 km por sesión, siendo el grupo de edad de 50-59 años los que lideran con una media de 8.2 km. La duración media de una distancia de maratón en 2023 fue de 4:10 horas. Polar, marca de tecnología deportiva para entrenamiento, salud y bienestar, compartió estos resultados a través de su informe "2023: Análisis", basado en datos anónimos de más de 3 millones de usuarios en más de 20 mercados, recopilados entre diciembre de 2022 y noviembre de 2023. Para ver el informe completo visite aquí.

Los adultos deben realizar entre 150 y 300 minutos de actividad aeróbica por semana, según las nuevas pautas de la OMS

Los adultos deben realizar entre 150 y 300 minutos de actividad aeróbica moderada a vigorosa por semana, según las nuevas pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta recomendación incluye a las personas con afecciones crónicas o discapacidades. Además, a los niños y adolescentes se les sugiere hacer 1 hora de ejercicio al día. A los adultos mayores –de 65 años o más- la OMS les recomienda hacer actividades que enfaticen el trabajo del equilibrio y la coordinación, así como también ejercicios para el fortalecimiento muscular para prevenir caídas y mejorar la salud. También les indica hacer un entrenamiento de fuerza de intensidad moderada o mayor, 3 o más días a la semana. “Estas nuevas pautas destacan lo importante que es estar activo para nuestros corazones, cuerpos y mentes, y cómo los resultados favorables benefician a todos, de todas las edades y capacidades”, dice la Dra. Fiona Bull, jefa de la Unidad de Actividad Física que estuvo encargada del desarrollo de las nuevas directrices de la OMS. “El ejercicio es fundamental para la salud y el bienestar, puede ayudar a agregar años a la vida y vida a los años. Cada movimiento cuenta, especialmente ahora con las limitaciones de la pandemia de Covid-19. Todos debemos movernos todos los días, de manera segura y creativa”, dice Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la OMS. En el caso de niños y niñas menores de 5 años, la institución recomienda que sean físicamente activos varias veces al día en una variedad de formas, sobre todo a través del juego interactivo en el piso. Además, se desaconseja que pasen tiempo frente a las pantallas y se les pide que cumplan con las horas adecuadas de sueño (11 a 14 horas por día). Finalmente, para mujeres embarazadas y en situación de posparto que no tengan contraindicaciones, la Organización Mundial de la Salud sugiere que hagan 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada durante la semana, combinando ejercicios del tipo mencionado y de fortalecimiento muscular.

Los adultos deben realizar entre 150 y 300 minutos de actividad aeróbica por semana, según las nuevas pautas de la OMS

Los adultos deben realizar entre 150 y 300 minutos de actividad aeróbica moderada a vigorosa por semana, según las nuevas pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta recomendación incluye a las personas con afecciones crónicas o discapacidades. Además, a los niños y adolescentes se les sugiere hacer 1 hora de ejercicio al día. A los adultos mayores –de 65 años o más- la OMS les recomienda hacer actividades que enfaticen el trabajo del equilibrio y la coordinación, así como también ejercicios para el fortalecimiento muscular para prevenir caídas y mejorar la salud. También les indica hacer un entrenamiento de fuerza de intensidad moderada o mayor, 3 o más días a la semana. “Estas nuevas pautas destacan lo importante que es estar activo para nuestros corazones, cuerpos y mentes, y cómo los resultados favorables benefician a todos, de todas las edades y capacidades”, dice la Dra. Fiona Bull, jefa de la Unidad de Actividad Física que estuvo encargada del desarrollo de las nuevas directrices de la OMS. “El ejercicio es fundamental para la salud y el bienestar, puede ayudar a agregar años a la vida y vida a los años. Cada movimiento cuenta, especialmente ahora con las limitaciones de la pandemia de Covid-19. Todos debemos movernos todos los días, de manera segura y creativa”, dice Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la OMS. En el caso de niños y niñas menores de 5 años, la institución recomienda que sean físicamente activos varias veces al día en una variedad de formas, sobre todo a través del juego interactivo en el piso. Además, se desaconseja que pasen tiempo frente a las pantallas y se les pide que cumplan con las horas adecuadas de sueño (11 a 14 horas por día). Finalmente, para mujeres embarazadas y en situación de posparto que no tengan contraindicaciones, la Organización Mundial de la Salud sugiere que hagan 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada durante la semana, combinando ejercicios del tipo mencionado y de fortalecimiento muscular.

Los gimnasios híbridos y el fitness al aire libre encabezan un ranking de tendencias del fitness de este año

Los gimnasios híbridos y el fitness al aire libre encabezan el ranking de tendencias de fitness 2020, confeccionado por Health Club Management (HCM). “La pandemia ha visto a los gimnasios de todo el mundo cambiar a digital para crear transmisiones en vivo o entrenamientos a demanda para mantener comprometidos a los clientes”, dice la publicación.

Acerca de las clases de fitness al aire libre, HCM afirma que una de las mayores áreas de demanda de los consumidores en lo que respecta a la oferta de gimnasios durante los próximos años será todas las formas de fitness al aire libre. “El COVID-19 es 18 veces menos transmisible al aire libre, lo que hace que esta actividad sea más segura”, añade.

En el tercer lugar aparece la reubicación de gimnasios en lugares transitados. “Muchos gimnasios no logran el impacto que necesitan en parte debido a la falta de visibilidad. Esto puede estar a punto de cambiar, ya que los gobiernos buscan revitalizar inmuebles abandonados por tiendas, alentando a gimnasios a tomar esas ubicaciones”, dice el HCM.

La diversificación de servicios y actividades que ofrecerán los gimnasios ocupa el cuarto puesto en el ranking. “Los operadores que superen la pandemia estarán atentos a no volver a estar tan expuestos a flujos de ingresos limitados. Esperamos ver una mayor actividad en áreas como venta minorista por delivery de alimentos y bebidas”, afirma.

En el quinto y sexto lugar del ranking están el entrenamiento de fuerza y la tecnología aplicada al fitness. “Según una nueva guía emitida por médicos de Estados Unidos y del Reino Unido, se recomienda a los adultos que hagan ejercicios de fuerza al menos dos días a la semana para ayudar a retrasar la disminución de masa muscular y la densidad ósea”, dice.

Las empresas de fitness con varias marcas y los programas de recuperación de COVID-19 están en el séptimo y octavo puesto del ranking. “Los gimnasios que atienden a una amplia gama de mercados parecen estar listos para proliferar, a medida que los operadores de la industria buscan formas de optimizar oportunidades y distribuir el riesgo”, señala el artículo.

Finalmente, en el noveno y décimo lugar están el combate contra la grasa excesiva y la educación física infantil. “Un estudio en el Reino Unido concluyó que el exceso de grasa corporal aumenta el riesgo de morir por COVID-19 en un 40%, mientras que un estudio de Nueva York dijo que era un factor importante en la hospitalización”, concluye el HCM.