Impulse Body Fitness presenta su programa “Impulse on the Go»

Impulse Body Fitness, empresa especializada en electroestimulación muscular (EMS), presenta su programa de entrenamiento "Impulse on the Go". Este programa se basa en una aplicación móvil que proporciona rutinas personalizadas según las características físicas y necesidades individuales de cada usuario. La tecnología detrás de “Impulse on the Go”, que integra el "Power Suit" y la "Impulse Box", permite maximizar el rendimiento del entrenamiento en solo 30 minutos. “Esto equivale a tres horas de ejercicio en un gimnasio convencional”, aseguran los fundadores de Impulse Body Fitness, Estanislao Martínez y Sebastián Santos. La versatilidad de esta solución permite su uso desde el hogar, la oficina o incluso en habitaciones de hotel, mediante dispositivos iOS. Además, “Impulse on the Go” incluye un traje con tecnología de EMS que “se ajusta al cuerpo del usuario, estimulando los músculos y optimizando su trabajo a través de movimientos simples”, explican. Martínez agrega que este programa ofrece al usuario la posibilidad de personalizar su experiencia, “mejorando su rendimiento muscular, aumentando la fuerza, flexibilidad, resistencia, agilidad y coordinación, y optimizando la quema de grasas, con la posibilidad de quemar hasta 2,000 calorías por sesión”, dice. Para acceder a los beneficios de este programa, se requiere la adquisición del Impulse on the Go System, junto con una membresía mensual online. Martínez y Santos diseñaron Impulse Body Fitness en Miami, Estados Unidos, para “brindar soluciones a una población que vive en constante prisa y suele descuidar su alimentación”. "Sabíamos que el 81% de la población no hacía ejercicio debido a la falta de tiempo y al esfuerzo que les demanda. Por eso, quisimos ofrecer un producto adaptable a diversas necesidades, que permita mantener una salud óptima ", explica Santos. Surgida hace siete años, Impulse Body Fitness ha prestado servicios a más de 15,000 usuarios en Estados Unidos, México, Venezuela y España. “Impulse on the Go” ya se encuentra disponible para su compra aquí.

Un emprendedor argentino expande su cadena de estudios de fitness en Estados Unidos, en Europa y en Latinoamérica

En 2015 el emprendedor argentino Sebastián Santos abrió en Miami, Estados Unidos, la primera sede de Impulse Body Fitness, un estudio boutique especializado en electro-estimulación muscular. Cinco años después, Santos ya tiene sucursales propias y franquicias en Sunny Isles Beach, Hallandale Beach y Fort Lauderdale, en Estados Unidos; así como en Ciudad de México, en Guadalajara y en Monterrey, México; y también en Valencia, España. Santos es profesor de Educación Física, oriundo del barrio porteño de Belgrano, y trabajó en la red de clubes Megatlon y en la cadena Sport Club. Y en la crisis de  2001, decidió mudarse a la Florida. “No fue fácil, pero siempre creí que si el país ayuda con estabilidad y uno trabaja duro, tendrás tu recompensa. Por eso no me arrepiento de haber emigrado”, relata. Los estudios Impulse Body Fitness tienen entre 150 y 300m2 y en todos ofrecen un servicio de clases personalizadas o bien en grupos pequeños. El precio de una sesión de entrenamiento va de los U$10 a los U$50 dólares, según la ubicación del centro. Y para los emprendedores que quieran montar una franquicia de Impulse, la inversión ronda los U$ 96 mil dólares. “Ocurre que nuestro mercado potencial –explica Santos- es mucho más grande que el de consumidores tradicionales de fitness”. Y en esta línea dice: “Básicamente, el 81% de la población no realiza ejercicio, aunque todo el mundo sabe que es necesario. Pero lo que se los impide son fundamentalmente dos razones: el tiempo y el esfuerzo”. “Para esa gente –prosigue el emprendedor-, nosotros somos la mejor opción. Porque justamente nuestro diferencial pasa por la efectividad de nuestro entrenamiento y por la corta duración de las sesiones, ya que gracias al efecto de nuestros trajes de electro estimulación muscular, las sesiones tienen una duración de solo 25 minutos”. “Somos innovadores y líderes en el segmento de electro estimulación muscular. Rompemos paradigmas y eso nos ha permitido captar un sector al que nadie ha podido llegar”, concluye.