Los gimnasios de Action Fitness, en Colombia, pasan a ser franquicias de Smart Fit

Los 17 gimnasios de la cadena colombiana de Action Fitness se convertirán en franquicias de Smart Fit. A partir del mes de agosto, cada una de las sedes de Action Fitness pasará por un proceso de transformación para ajustarse al modelo de la mayor cadena de gimnasios de América Latina, nacida en 2009 en Brasil.

“Buscamos mejorar día a día en beneficio de cada uno de nuestros usuarios. Es con ese objetivo que hemos cerrado un acuerdo Smart Fit para seguir operando 17 de nuestras sedes, bajo modelo de franquicia y de acuerdo a los estándares de operación y servicio de esa cadena líder”, remarca Wilder Zapata, uno de los fundadores de Action Fitness.

En un comunicado de prensa, Action Fitness SAS destacó que seguirán siendo propietarios y operadores de sus sedes, “pero desde ahora seremos la primera franquicia de la marca Smart Fit en Colombia”, explica Zapata, quien se manifestó feliz “por el comienzo de una nueva etapa que traerá un sinnúmero de beneficios para nuestros clientes”.

En virtud de este acuerdo, los socios de Action Fitness tendrán acceso a las más de 110 sedes que Smart Fit tiene en 20 ciudades de Colombia y a las más de 900 en 15 países de América Latina. Asimismo, tendrán también incluido en sus planes el acceso a la plataforma SMART FIT GO, la aplicación móvil Smart Fit.

En su debut en la bolsa de valores de San Pablo, Brasil, el 14 de julio pasado, las acciones de la cadena de gimnasios Smart Fit subieron un 34,78%, cerrando la sesión de negociación en R$ 31 reales (6 dólares). La compañía informó que planea utilizar los ingresos de la OPI principalmente para abrir nuevas unidades y concretar compras de otras cadenas.

Una de sus últimas adquisiciones se concretó en junio, cuando compró a la brasileña Just Fit, con 27 sedes en el estado de São Paulo. Smart Fit también prepara su fusión con la mexicana Sports World (58 sedes) que, en agosto pasado, anunció el refinanciamiento de tres líneas de crédito con bancos mexicanos buscando mejorar su liquidez.

Compartir