Fitness People abrió en Cúcuta su noveno gimnasio en Colombia

La cadena colombiana de gimnasios Fitness People abrió el 7 de junio pasado su novena sucursal. La flamante instalación, situada en el Cúcuta, tiene 2050m2 y su construcción demandó una inversión total de U$ 561 mil dólares. El equipamiento de fuerza y cardio fue provisto por las marcas Life Fitness y Hammer Strenght. Este nuevo gimnasio, ubicado en Av. 3e# 4N -05 Ceiba 2, cuenta con una zona de musculación, con máquinas de peso integrado y peso libre, una sala para clases grupales y un salón de indoor cycling. “La ubicación es excelente. Esta sede va a ser muy exitosa”, asegura Yerson Suárez, único propietario de Fitness People. Dentro de su oferta de actividades grupales dirigidas, se destacan las clases de Xtreme, un programa que combina ejercicios funcionales con movimientos de levantamiento olímpico en sesiones de 60 minutos que prometen a sus participantes mejorar sus niveles de fuerza, resistencia y rendimiento cardiovascular. Esta nueva unidad de Fitness People tiene además tres canchas de fútbol de césped sintético y un sport bar bautizado Goat. Por otro lado, la instalación cuenta también con salones para realizar eventos de entretenimiento. El precio de la anualidad en este gimnasio es de $890 mil pesos colombianos. Ésta es la segunda inauguración de esta cadena en lo que va de 2023. En febrero, Fitness People abrió las puertas de un centro de fitness de 1600m2 en Cabecera, frente al Parque San Pio, en Bucaramanga. Hoy esa sucursal tiene 1100 personas inscriptas. “Fue un éxito total porque a la gente le encantó mucho el concepto”, enfatiza Suárez. Fitness People nació en 2010 en Provenza. Siete de sus gimnasios en operación están en Bucaramanga y su área metropolitana, y dos en la ciudad de Cúcuta. En diciembre de 2022, Suárez comentó a Mercado Fitness  que la idea es alcanzar, en cinco años, entre 30 y 35 unidades. Ahora, el empresario anunció también planes de expansión en Panamá.

Fitness People sumará 2 gimnasios en Bucaramanga y Cúcuta

La cadena colombiana de gimnasios Fitness People sumará dos nuevas sedes en los próximos dos meses, alcanzando un total de 9 unidades. Además, en el segundo semestre de 2023 proyecta dos aperturas más en Bucaramanga y hacia finales de ese año espera inaugurar su primer gimnasio en Panamá. En enero de 2023, Fitness People abrirá una instalación de 1600m2 en Cabecera, frente al Parque San Pio -en Bucaramanga- y en febrero proyecta abrir las puertas de su sede Ceiba 2, en Cúcuta, que tendrá 1720m2. En cada una de estas aperturas, esta compañía invertirá alrededor de U$ 350 mil dólares. Esta cadena- -que acaba de cumplir 12 años en el mercado colombiano en octubre pasado- tiene actualmente 6 gimnasios en operación en Bucaramanga y su área metropolitana y uno en la ciudad de Cúcuta, en los que presta servicios a 15 mil usuarios activos. “Cuando empezamos en 2010, la visión era alcanzar los 7 gimnasios en los primeros 10 años, y eso se pudo lograr. Ahora imagino, en cinco años, poder tener entre 30 y 35 unidades en operación, aunque uno nunca sabe lo que puede ocurrir”, dice Yerson Suárez, único propietario de Fitness People. Suárez es ingeniero industrial y con apenas 24 años, después de trabajar un tiempo en la multinacional Procter & Gamble, decidió que emprender era lo suyo. Inicialmente se dedicó a la compra de carros y luego de apartamentos. También tuvo tiendas de café internet y con 29 años se lanzó al mundo del fitness. “Ya mientras estudiaba supe que no tenía intención de salir a buscar trabajo sino que quería generar oportunidades laborales para otros, porque creo que esa es la mejor manera de impactar en la sociedad”, relata Suárez, quien hoy lidera un equipo de 180 personas. “Cuando abrí la primera sede en Provenza quería que la gente que no podía pagar un gimnasio costoso, tuviera acceso a un lugar cómodo y con buenos equipos a un precio más accesible”, explica Suárez. Hoy sus afiliados pagan, en un plan anual, entre U$ 10 y 12 dólares por mes, según la categoría del gimnasio. En esta línea, Suárez recuerda que el objetivo con su primera apertura era alcanzar los 700 afiliados en 5 meses, pero logró 400 altas en 15 días. “Desde el inicio tenía en mente una cadena, quería montar una empresa como tal, pero empezamos con un gimnasio para entender el negocio”, explica. En estos 12 años, “hemos crecido paso a paso -prosigue-, con inversión propia y sin socios, apalancándonos en bancos”, relata Suárez. Sin embargo, a futuro considera el franchising como modelo de expansión. “El proyecto de franquicias se frenó con la pandemia, pero quizás lo retomemos”, adelanta.