La Gran Bertha… Y 7 enseñanzas de mis clientes líderes


Una de las grandes ventajas de mi trabajo es que me da la oportunidad de relacionarme y aprender de grandes profesionales. Tengo el honor de haber tenido por clientes a personas que son líderes en sus modelos de negocio o en sus áreas geográficas. Y me pareció interesante compartir algunas de sus enseñanzas. Pero para no herir susceptibilidades, voy a preservar sus identidades, aunque ellos se van a reconocer…

1) Desarrollo de procesos
El primero de mis clientes destacados es una amplia cadena de centros de conveniencia cuyo punto fuerte es la dirección de operaciones. El enfoque sistemático de desarrollo de procesos eficaces los convierte en uno de los operadores con mejor know how en España. Trabajan con mucho análisis de datos que les aporta una curva de experiencia acelerada y convierten las conclusiones en acciones concretas clave, que saben implementar en todas las unidades de negocio.

2) Obsesión por el cliente
El CEO de esta pequeña compañía, líder en su modelo de negocio en una importante ciudad turística española, es una de las personas más exigentes que conozco y le funciona. Lo que le caracteriza es su capacidad para adoctrinar a sus empleados en la importancia de imprimir la máxima excelencia en el servicio a sus clientes. Este hombre disfruta del dinero que gana, pero disfruta más con cada sonrisa de satisfacción de sus clientes.

3) Acierto en el trato a la plantilla
Esta empresa familiar con tres centros y una próxima nueva apertura es la líder indiscutible de una importante provincia española. Muchos gimnasios presumen de que su mejor activo es el equipo humano, pero estos de verdad lo logran. No obstante, lo más meritorio es que han conseguido que su clientela así lo reconozca y eso les haya valido el liderazgo en su ciudad. Tratan a los empleados como a personas y saben que necesitan objetivos, medios para conseguirlos y reconocimiento del logro.

4) Método propio
Este centro, que pronto se convertirá en cadena, está comandado por una auténtica eminencia en el campo del entrenamiento. Su liderazgo es intelectual y científico y ha dado pie al desarrollo de una metodología de entrenamiento, de la que soy fan y que va a dar mucho que hablar en los próximos años. Desarrollar un sistema propio muy efectivo no solo es innovación, también -y sobre todo- es DIFERENCIACIÓN y esa es un arma estratégica de potencia nuclear.

5) Capacidad de aprendizaje
El activo más valioso de esta importante cadena con sedes en varias de las ciudades más importantes de España es su director comercial ¿Por qué? Porque es uno de los directivos más inteligentes y con mejor actitud que conozco. Contando con un sistema de trabajo de muy elevado nivel, tiene la humildad de reconocer que siempre se puede aprender más y eso los mantiene en un proceso de mejora continua. De hecho, a veces, hasta me hace caso…

6) Cuidar los detalles
El CEO de esta diversificada compañía es un portentoso malabarista con la capacidad de cuidar los más pequeños -y no por ello menos importantes- detalles de sus diferentes negocios. Es un perfeccionista nato que ha logrado desarrollar uno de los gym boutique mejor diseñados que conozco -y me estoy refiriendo a modelo de negocio, tecnología, metodología técnica, interiorismo, experiencia cliente y muchas otras cosas). En mi opinión cuenta con un potencial enorme, pero tanto perfeccionismo llega a frenarle.

7) Liderazgo de verdad
Si una de las máximas responsables de una cadena internacional -que opera en 3 países- con casi 100 centros premium logra que la gran mayoría de sus empleados muestre un entusiasmo contagioso por su trabajo, es que cuenta con una capacidad de liderazgo casi sobrenatural. Probablemente, sabe elegir muy bien a sus colaboradores, pero, sobre todo, sabe cómo tratarlos y motivarlos. No lo dudes, esto ha tenido gran importancia en su tremendo crecimiento empresarial y, of course, en su cuenta de resultados.

Igual que nadie es perfecto, tampoco existen empresas perfectas, pero la buena noticia es que no hace falta perfección. Lo que hace falta es contar con un Cañón Bertha (la Gran Bertha fue el arma más letal de la primera guerra mundial). Me refiero a una ventaja competitiva como las que tienen estas empresas que he citado y que las coloca en posiciones de privilegio frente al resto de operadores del mercado.

Y tú, ¿ya has encontrado tu Gran Bertha?

Share this post