En San Pablo, falta solo una firma para que los gimnasios sean esenciales

En San Pablo, falta solo una firma para que los gimnasios sean esenciales
Este 12 de mayo, la Cámara Municipal de la ciudad de San Pablo, Brasil, aprobó la segunda votación del proyecto de ley 0763 /2020 que reconoce la esencialidad de la actividad física y del servicio que prestan los gimnasios. La primera votación fue aprobada a comienzos de abril, con lo cual ahora solo resta la sanción por parte del sub-alcalde, Ricardo Nunes.

Este proyecto de ley 0763 / 2020 pertenece al concejal Rodrigo Goulart (PSD), que cuenta con el respaldo y apoyo la ACAD (la asociación de gimnasios de Brasil) y del CREF San Pablo (Concejo Regional de Educación Física). “Ésta es una victoria más para el sector y estamos casi en la etapa final para la aprobación de la ley”, dice Goulart.

Al respecto, Ailton Mendes, presidente de ACAD Brasil, agrega: “Trabajamos incansablemente, unidos en beneficio de los gimnasios y de los profesionales de la educación física para lograr esta victoria. Nos reunimos con el secretario municipal de salud, Edson Aparecido, y con el concejal Rodrigo Goulart, y ahora esperamos la sanción”.

Según Goulart, “sabemos que podemos contar con el aval del Poder Ejecutivo”. Este proyecto de ley 0763 / 2020 pretende que se reconozca la práctica de ejercicio físico como imprescindible para la población, así como los espacios donde se realiza. “Es un asunto de interés público, porque está directamente relacionado con la prevención de enfermedades”, dice Goulart.

En la ciudad de San Pablo, los gimnasios tuvieron que cerrar sus puertas por última vez el pasado 15 de marzo y recién pudieron reabrirlas el 26 de abril. Actualmente, están trabajando de 6.00 a 21.00 con un aforo máximo del 30%. En caso de sancionarse esta ley, esta ciudad no sería la primera de Brasil en reconocer a los gimnasios como esenciales.

De hecho, a fines de marzo, los gimnasios de Río de Janeiro pudieron seguir abiertos, a pesar de las restricciones que había impuesto el alcalde Eduardo Pae, justamente gracias a que en noviembre pasado se había sancionado en esa ciudad la Ley Municipal No. 6.803, que reconoció como esencial para la población la práctica de ejercicio físico