En San Luis, los gimnasios van de nuevo a la Justicia

En San Luis, los gimnasios van de nuevo a la Justicia
Un grupo de gimnasios, patrocinados por las abogadas Carolina Díaz Alba y Victoria Robledo Martínez, presentaron ante el Superior Tribunal de Justicia en San Luis una demanda de declaración de inconstitucionalidad del artículo 6, primer párrafo, del decreto 2038-JGM-2021 que impide el funcionamiento de gimnasios en lugares cerrados.

“Como estamos demandando al Gobierno en San Luis, salteamos la primera instancia y vamos directo al Superior Tribunal de Justica. Pedimos una medida cautelar que suspenda el artículo 6, en su primer párrafo, para que se autorice la inmediata reapertura de espacios cerrados para la práctica de ejercicio físico”, explica Díaz Alba.

Uno de los argumentos más fuertes de la demanda es que el DNU afecta el derecho de igualdad ante la ley, contemplado en el artículo 16 de la constitución nacional. “En los gimnasios existe una relación de consumo y, por lo tanto,  se los clasifica como comercios y se les exige una habilitación comercial. Entonces, ¿por qué a cierto sector del comercio se lo autoriza a funcionar, con horarios restringidos, y a los gimnasios no?”, dice la abogada.

Otros de los derechos vulnerados por el DNU, según la demanda, son los protegidos por el artículo 14 –derecho al trabajo-  y el 33 -derecho a la salud. “Según la OMS, la salud no es solo ausencia de enfermedad sino un estado de bienestar físico, mental y social. Entonces, el decreto no puede decir que cuida la salud y ordenar a la vez el cierre de gimnasios, que es donde se practica ejercicio físico y se fortalece el sistema inmune”, agrega la letrada.

El DNU también afecta el derecho a la intimidad contemplado por el artículo 19. “Mi cuerpo y mi salud son mi responsabilidad. Y el artículo 19 dice que las acciones privadas de los hombres, que de ningún modo ofenden el orden y la moral pública y tampoco perjudican a un tercero, están solo reservadas a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados y, por ende, también de los gobernantes”, explica Díaz Alba.

Y, por último, la demanda también hace referencia al principio de razonabilidad, “indicando lo mismo que con el fallo Larreta, porque el Gobernador está haciendo uso y abuso de los decretos de necesidad y urgencia”. En esta línea añade: “La legislatura está trabajando de modo que si se restringe algún derecho debería hacerse, como establece el artículo 28 de la constitución nacional, a través de una ley y no de un DNU”.

Los gimnasios en San Luis están cerrados desde el 17 de abril pasado. Dos días después, gimnasios patrocinados por Díaz Alba hicieron un petitorio en la plataforma Change.org dirigido al Gobernador en San Luis y al Comité de Crisis para que no “cierren los gimnasios ni las escuelas de danza”, pero no obtuvieron respuesta.