En Uruguay, un gimnasio les obsequia una guía de ejercicios a quienes entran a averiguar y no se inscriben

En Uruguay, un gimnasio les obsequia una guía de ejercicios a quienes entran a averiguar y no se inscriben

El gimnasio INFIT Gym de Montevideo, Uruguay, diseñó una guía de ejercicios básicos para obsequiar a cada persona que entra a sus instalaciones a averiguar y, por algún motivo, decido no inscribirse en ese momento. La guía, bautizada Physical Condicion Home (PCH) es “fácilmente realizable y no tiene ejercicios con riesgo de lesión”, aseguran.

“Nuestra misión es poner a más gente en movimiento y eso es lo que buscamos con PCH”, explica Anahí Arvelo, propietaria de INFIT, quien impulsa esta iniciativa junto a un equipo conformado por Rodrigo Luzardo, Agustina Ipata, Carla Gamarra, Claudia Picos, Emiliano Colman, Pía Pereira, Yessica Rodríguez y Mauricio de Melo.

“El PCH –prosigue Arvelo- se lo obsequiamos a los prospectos que llegan al gimnasio a pedirnos información, pero no se anotan. Así buscamos crear un vínculo y ponerlos en movimiento a la vez. El procedimiento es simple: agendamos a la persona cuando nos visita, luego la contactamos y le mandamos la guía en un archivo PDF por Whatsapp”.

A tono con esa guía, en INFIT también diseñaron un programa Home Training (HT) con el buscan acompañar a sus socios durante sus vacaciones. “Procuramos que la gente haga ejercicio físico de manera sistemática para obtener beneficios. Y queremos transmitir que el gimnasio es una necesidad, no un deseo”, resalta Arvelo.

Según la propietaria de INFIT, “todos pueden hacer el PCH porque está diseñado y explicado con gráficos para que sea accesible y entendible”. Mientras que el HT apunta a personas que ya están entrenando en el gimnasio y que se ausentan, por el motivo que sea, pero quieren mantenerse en movimiento durante el tiempo que estén alejados.

Arvelo describe el PCH como un mimo. “Es una acción de captación directamente vinculada con nuestra misión de ser agentes de salud, de cambio de hábitos”, explica. Mientras que el HT “es una acción de retención, con la que acompañamos a nuestros clientes para que no pierdan el hábito de entrenar regularmente”, añade.

En marzo, desde INFIT planean poner en marcha un servicio de streaming a través del cual sus socios podrán participar en vivo, desde sus casas, de las clases grupales que se dictan en el gimnasio. “Buscamos fortalecer el vínculo con la gente demostrándoles a todos nuestro interés por que logren cambios a través del ejercicio”, concluye Arvelo.