El ejercicio a edad temprana fortalece las conexiones cerebrales

El ejercicio físico antes de los cinco años y en la segunda infancia, entre los cinco y los 10 años, fortalece las conexiones cerebrales, según investigadores de la Universidad de Colorado, en Estados Unidos. Además, los resultados demostraron que mejora la memoria, el sistema digestivo y el inmunitario.

Este estudio, publicado en la revista Immunology and Cell Biology, también afirma que la actividad física a edad temprana es capaz de optimizar la comunidad de microorganismos en el cuerpo, con efectos positivos en la salud del cerebro y del físico en general.

“El ejercicio afecta muchos aspectos de la salud, tanto metabólicos como mentales, y la ciencia comienza ahora a ver cómo afecta también a los microorganismos que llevamos dentro del cuerpo”, señaló Monika Fleshner, autora de la investigación

Compartir