Tendencias y algo más…

Comparto algunas conclusiones del informe de tendencias elaborado por la consultora norteamericana Club Intel, que conducen Stephen Tharrett y Mark Williamson.

Los que saben dicen que hay tres formas de mentira: la mentira, la mentira “piadosa” y las estadísticas. La estadística quiere descubrir la matemática en el desorden aparente del mundo. Y todo lo que nos dé certidumbre (una forma menor de la seguridad) nos resulta atractivo. No quiere decir que toda estadística mienta. Simplemente quiere decir que, como en toda construcción humana, hay buenas, regulares y malas estadísticas.

Las tendencias son una forma encubierta de estadística, solo que nunca las vemos de ese modo. A fines o a principios de año abundan los artículos sobre las 10 tendencias que se vienen. Todas esas afirmaciones se basan en estadísticas de distinto tenor. Pero en la industria del bienestar hay una diferente, que se diferencia del resto.

Club Intel presenta su International Business Trend Report 2018, What’s all the rage? dirigido por Stephen Tharrett y Mark Williamson, dos prestigiosos consultores de larga trayectoria en la industria del fitness, que nos demuestran que la calidad de diseño e interpretación de la estadística hace a la confiabilidad de sus resultados.

En su informe, Tharrett y Williamson nos recuerdan qué es una tendencia, cuál es la curva de aceptación para denominarla como tal, y luego estudian las tendencias del 2018 pero según la región, el tipo de centro deportivo y, luego, la envergadura de los mismos.

¿Qué es una tendencia y cómo “montarse” a la ola?

Una tendencia es primero un evento que evoluciona y se transforma en movimiento. Luego gana “momentum” y se extiende, creando un impacto socio económico de largo plazo, tiene vitalidad y se engarza con las raíces culturales de la sociedad.

Si establecemos, identificamos o logramos explotar una tendencia, aseguraremos la sintonía de nuestro negocio con nuestra comunidad y, por lo tanto, aseguraremos tanto su rendimiento como su continuidad. Por el contrario, no estar atento puede provocar que una tendencia nos deje, literalmente, sin clientes y fuera del juego.

Hay una “curva” de adopción de las tendencias (fig,1), que es otro de los factores a tener en cuenta. Esto nos permitirá diferenciar entre los innovadores (2,5%), los que adoptan tempranamente una tendencia (13.5%), la mayoría temprana (34%), la mayoría tardía (34%) y, finalmente, los “lentos” en adoptar la tendencia (16%).

Una guía de interpretación

Si algo podemos remarcar del extenso informe de más de cien páginas es que, antes de tentarnos por lo atractivo, accesible o interesante que nos “suene” una tendencia, la pensemos como una ola en progreso. ¿Esta ola está en mi región? Si está dentro de mi región, ¿es válida para el tipo y tamaño de embarcación que utilizo? Y, finalmente, ¿en qué momento me conviene o puedo tomar esta “ola”?

El informe está construido no sólo para identificar una tendencia, sino para ubicarla en determinados cuadrantes, lo cual nos permita interpretarla con justeza.

Es decir, el informe identifica las siguientes 6 regiones: Estados Unidos, Australia, Canadá, Europa, Latinoamérica y Rusia.

También diferencia entre las siguientes categorías de centros deportivos / bienestar: Luxury Clubs, Premium, Mid – Market Clubs, Budget Clubs (low cost), YMCA /YWCA/ JCC (organizaciones sin fines de lucro), Medical Fitness Centers y Boutique Fitness Studios (en algunas regiones hacen aperturas de estas categorías).

En cuanto a la envergadura de los centros, los diferencian por cantidad de sucursales. Y finalmente, Tharrett y Williamson, con buen tino, agrupan las tendencias en cuatro categorías: tendencias sobre equipamiento, sobre establecimientos, sobre programas y entrenamiento y sobre tecnología.

Quiere decir que si soy un gimnasio boutique de Jackson, Missouri, en lugar de preocuparme por las tendencias que adoptan las grandes cadenas premium, podré concentrarme en ver qué está pasando en mi región, para mi categoría de centro. Lo mismo sucederá si soy un gimnasio en Banfield, Buenos Aires, con cuatro sucursales.

Dado que sintetizar este informe de 100 páginas en un artículo es una tarea que terminará siendo injusta para el informe en si mismo, solamente quisiera mencionar las tendencias principales en Programas y Entrenamiento para Latinoamérica (figura 2), y aquellas tendencias que se están incubando dentro de esta categoría, aunque todavía no alcanzaron a convertirse en una ola visible (figura 3).

En el primer grupo encontraremos HIIT, Peso Libre, Entrenamiento Funcional y el Personal Training como tendencias afirmadas y crecientes en Latinoamérica. En el segundo grupo, aquellos “movimientos” que están convirtiéndose en tendencia, hay que estar atentos al pickleball, el entrenamiento por estimulación eléctrica, el Hot Yoga (en cámaras de alta temperatura), servicios quiroprácticos. ¿Suena raro, verdad?

¿Para qué preocuparse por las tendencias?

Los líderes son aquellos que innovan y establecen tendencias. Para ello, escuchar y alimentar nuestra capacidad de aprendizaje y nuestra creatividad, es clave. Al menos, es una forma de verlo.

“Nunca tuvimos vergüenza de robarnos grandes ideas”, es una frase que se le adjudica a Steve Jobs, líder indiscutido en su tiempo y en su categoría, y puede ser otra forma de verlo.

Lo inverso, también resulta cierto: si queremos liderar, si queremos mejorar la performance de nuestra industria, debemos innovar y/o implementar oportunamente las tendencias apropiadas.

Para cualquiera de las dos miradas, observar las tendencias e identificar las indicadas será un factor de éxito o de fracaso. Y Stephen Tharrett y Mark Williamson, con su informe, arrojan una luz diáfana sobre este trabajo.

Curva de adopción de tendencia

Innovadores – Primeros en adoptar – Mayoría temprana – Mayoría tardía – Rezagados.

Tasas de adopción

Estadios

Acumulativo

Figura 2

Principales cinco tendencias de PROGRAMAS, según el promedio global de comparaciones regionales, por nivel o adopción.

Ciclismo indoor grupal (ej. RPM, Spinning).
Clases grupales HIIT (más de 6 personas).
Entrenamiento con pesos libres (individual o en pequeños grupos).
Entrenamiento funcional (ej. Con pesas rusas, medicine balls, balones de estabilidad, etc.)
Entrenamiento personalizado (individual y privado).

Figura 3: Las cinco tendencias en PROGRAMAS menos adoptadas por el promedio global de comparaciones regionales, por nivel de adopción.


EMS Training (electro-estimulación muscular)
Servicios Quiroprácticos
Entrenamiento de vibración de cuerpo entero.
Pickleball
Hot Yoga

Share this post