DMOOV Chile

DMOOV proyecta tener 20 gimnasios en Chile para 2026

DMOOV proyecta tener 20 gimnasios para el primer semestre de 2026, en Chile, con la mitad de ellas operadas directamente por la cadena. Felipe Apablaza, CEO de DMOOV, destaca que la cadena chilena de gimnasios está retomando su estrategia de crecimiento tanto en centros propios como franquiciados, con planes ya definidos para este año y para el 2025. Durante el pasado mes de noviembre, DMOOV inauguró una sede en Pirque, en las afueras de Santiago, bajo el formato de Training Studio, con una superficie de 500m². Además, se encuentra a punto de abrir su primera sede en las regiones, en La Serena, también un Training Studio, con 800m² (franquicia). Asimismo, la cadena tiene prevista la apertura, en aproximadamente dos meses, de un Fitness & Aquatic Club de 1,700 m² en Puerto Varas, al Sur de Chile. Para el segundo semestre del año, tienen en la mira una nueva inauguración en Santiago, cuya ubicación aún no fue definida. Para el 2025, DMOOV ya tiene firmado cuatro proyectos de aperturas (una franquicia y tres propias), distribuidas entre las regiones y Santiago, en formatos de Training Studios (de 1000m²) y Fitness Clubs (de más de 1000m²). La inversión necesaria para establecer estos clubes asciende a un promedio de U$700 dólares por metro cuadrado, lo que significa que en los centros propios se estarán invirtiendo alrededor de U$4 millones en un lapso de dos años. En esta línea, Apablaza enfatiza que DMOOV se posiciona como un centro de HVMP (High Value Mid Price), "con un modelo basado en una densidad máxima de 1,2 personas por metro cuadrado y un porcentaje significativo de clientes que optan por servicios de entrenamiento personalizado". En cuanto a los precios de las membresías, estos varían según la ubicación, pero el promedio mensual en toda la cadena ronda los U$45, incluyendo evaluaciones, clases dirigidas, lockers y aplicaciones de entrenamiento y nutrición automatizados y personalizados. "Los entrenamientos personales son servicios adicionales, pagados según la cantidad de sesiones contratadas", explica Apablaza. En términos de colaboradores, DMOOV cuenta con aproximadamente 20 empleados por sede en los Training Studios, mientras que en los Fitness Clubs esta cifra aumenta a 30 o más, especialmente si incluyen piscina. En cuanto al equipamiento, la cadena utiliza marcas como Precor en cardio y fuerza, Escape Fitness en funcional y accesorios, complementadas con marcas nacionales como Ironside, además de contar con equipos de evaluación de InBody y opciones de cycling como RealRyder y Keiser. Por otra parte, Apablaza destaca que el objetivo de DMOOV es alcanzar una densidad de 1 cliente por metro cuadrado al mes, para luego impulsar el upselling de los servicios de entrenamiento personalizado y alcanzar operaciones óptimas y rentables. Finalmente, Apablaza señala que la industria del fitness en Chile "está en proceso de recuperación después de la pandemia, con la incorporación de nuevos grupos demográficos y un aumento en la demanda de centros boutique y servicios personalizados". Sin embargo, hace un llamado a cuidar más el valor y la propuesta de servicio, para evitar saturar el mercado con gimnasios de bajo precio y promociones constantes, que puedan comprometer la calidad de la experiencia ofrecida a los clientes.

DMOOV se prepara para abrir gimnasios en Pirque y en La Serena

La cadena chilena de gimnasios DMOOV abrirá sus dos primeras sucursales fuera de Santiago. En septiembre se pondrá en marcha un Training Studio de 450m2 en Pirque, mientras que en octubre abrirá un centro de 800m2 con el mismo formato en La Serena. En la apertura de ambos gimnasios se invertirá un total de U$ 1.150.000 dólares. El formato Training Studio de DMOOV cuenta con cuatro zonas de entrenamiento: fuerza (peso libre y resistencia variable), cardio, funcional y una sala multiuso. “Pondremos especial énfasis en los entrenamientos grupales y en los personalizados para que la gente viva una buena experiencia”, destaca Felipe Apablaza, fundador y CEO de DMOOV. Las zonas de musculación y cardio, en ambos centros, estarán equipadas con máquinas de la marca norteamericana Precor; los accesorios y elementos para entrenamiento funcional serán de Escape Fitness; los racks y bancas serán de Bodytone; mientras que la marca Ilus será el proveedor de los discos y barras. El gimnasio de Pirque será operado por DMOOV Corp. mientras que el de La Serena será una franquicia. “De los estudios georeferenciales que hicimos para elegir estas ubicaciones, La Serena fue uno de los que arrojó mejores indicadores. Además, encontramos un grupo de inversionistas con el que abriremos tres gimnasios más”, adelanta Apablaza. La sucursal de Pirque estará dentro de un centro deportivo que cuenta con canchas de pádel y futbolito. “Invertimos directamente en un sector poco o nada atendido y el segmento objetivo de consumidores que viven allí son exigentes, como los que tenemos actualmente en Chicureo, por lo que DMOOV se ajusta perfectamente como propuesta”, añade. A futuro, Apablaza está convencido de que los gimnasios de más de 1000m2 tenderán a inclinarse cada vez más a formatos HVLP (high volume, low price), pero será el segmento boutique, con la entrada de nuevos actores e inversores, el que más crecerá en los próximos años, con superficies más reducidas, menos clientes y un servicio más personalizado. En este contexto, el mayor desafío que enfrenta el sector para el CEO de DMOOV es retener a los buenos talentos -especialmente a los profesores-, que tendrán cada vez más oportunidades de abrir sus propios estudios. Por otro lado, “será un desafío también integrar a la tecnología en la experiencia del usuario de modo que le aporte un valor real”. Nacida en 2015, la cadena DMOOV cuenta actualmente con 350 colaboradores y siete gimnasios abiertos al público -a los que se sumarán estas dos nuevas sedes- en los que presta servicios a 10.000 socios activos. Adicionalmente, la empresa opera seis gimnasios corporativos dentro de compañías mineras en Antofagasta.

Hanu se asocia con Wexer para ampliar su alcance

Hanu, la plataforma de acondicionamiento físico y bienestar del mercado hispano, anunció una nueva asociación con el experto en acondicionamiento físico digital y ejercicio grupal virtual Wexer. Los usuarios finales podrán disfrutar de más de 20 disciplinas de entrenamiento diferentes, todas programadas y personalizadas automáticamente para cada ubicación. La asociación hará que la tecnología de Wexer Virtual se aproveche para hacer que el contenido de clase mundial de Hanu esté disponible para su uso on demand, las 24 horas del día, los 7 días de la semana en gimnasios, hoteles y complejos residenciales en todo el continente americano. José Antonio Condell, CEO y cofundador de Hanu, dice que la compañía ha identificado oportunidades sólidas dentro de las "horas de menor actividad en gimnasios, salas de usos múltiples dentro de edificios residenciales y hoteles, y habitaciones de hotel", con la asociación Wexer-Hanu ahora lograremos “habilitar y rentabilizar los espacios infrautilizados durante gran parte del día”. Felipe Apablaza, cofundador de Hanu y director ejecutivo de DMOOV Fitness Clubs & RFA Fitness Equipment, agrega: “Nuestra extensa investigación sobre las tecnologías innovadoras y disruptivas dentro de la industria de la salud, el fitness y el bienestar nos llevó a Wexer. Estamos encantados de que esta asociación lleve nuestra plataforma y contenido a una audiencia aún más amplia”. “Esta solución única para el mercado latinoamericano presenta oportunidades fantásticas tanto para Wexer como para Hanu”, confirma Robert Louw, director de crecimiento de Wexer, y prosigue: “Agregar la gama completa de contenido de alta calidad de Hanu nos permite penetrar aún mejor y dar servicio a los mercados de habla hispana y portuguesa, con contenido que resuena de inmediato con las audiencias locales”. Louw menciona que “mientras tanto, Hanu se beneficia de un nuevo canal de distribución que trae consigo importantes oportunidades de crecimiento, tanto en términos de verticales como de territorios geográficos.” Por último, concluye: “Es beneficioso para ambas empresas, pero también para gimnasios, hoteles, complejos residenciales y consumidores, ya que este fantástico contenido está disponible a través de nuestra plataforma”. En marzo de 2021, un grupo de emprendedores chilenos puso en marcha la plataforma digital de fitness Hanu Fit, con clases en video. Algunas de sus propuestas se orientaron a HIIT, funcional, baile, pilates, yoga y mindfulness, a cargo de instructores de Argentina, Chile, Colombia, México, Perú y España. A su vez, en marzo de este año, la compañía anunció su alianza con la insurtech Betterfly, cuyo acuerdo permitió que Betterfly ofrezca a sus clientes los contenidos de Hanu.

Los gimnasios en la zona metropolitana de Chile cerrados una vez más

El gobierno de Chile anunció que a partir del jueves 10 de diciembre todas las comunas de la región metropolitana de Santiago retroceden a la fase 2, por prevención debido al aumento de contagios de coronavirus. Esto quiere decir que los gimnasios, entre varias actividades, deberán volver a bajar sus persianas, lo que representa otro golpe duro al sector.

Inicialmente el gobierno chileno había anunciado que los gimnasios podían reabrir recién en fase 4, pero hace algunos días se supo que varias comunas metropolitanas debían retroceder a fase 3, lo cual significaba el cierre de gimnasios. Posteriormente, las autoridades anunciaron un cambio el sistema de fases, que les permitía abrir a los gimnasios en fase 3, aunque con importantes limitaciones. No obstante, luego trascendió que desde este jueves todas las comunas retroceden a fase 2 y los gimnasios deben cerrar. “Cuando nos pasaron a fase 3, nos dijeron que podíamos abrir pero que el 10% del gimnasio debía estar totalmente ventilado, lo cual es muy difícil. La verdad es que estamos en un nivel desesperante. Esta semana voy a tener reunión con el Ministerio de Economía para solicitar ayuda. Los créditos que se nos otorgaron comienzan a pagarse ahora y se están utilizando para sobrevivir”, explica Marcela Díaz, gerente general de Sportlife. En la opinión de Felipe Apablaza, director de Dmoov Gymla decisión del gobierno  “es una medida preventiva que obedece a varios factores: primero, la Navidad que produce que la gente quiera salir de Santiago y por eso quieren controlar que no exista movimiento entre las regiones. Por otro lado, la aprobación del segundo retiro de un porcentaje de las cotizaciones previsionales del seguro de salud, con lo cual se abre la posibilidad de que más gente vaya a comprar a los mercados”. Pero el tercero motivo es el que más preocupa al gobierno chileno: “Hubo un fuerte aumento -de un 18%- de los casos de coronavirus en la Región Metropolitana en la última semana. Esto hace que el Ministerio de Salud de la Nación impida a los gimnasios estar abiertos y solo se pueda hacer actividad física al aire libre”, explica Apablaza. El panorama ya se mostraba complicado para el retorno de los centros de fitness cuando les permitieron operar en fase 3 pero con el 10 % de aforo. Ahora, la región metropolitana conformada por 52 comunas retrocede une escalón: “Algunas ya estaban transitando la fase 4 y muy pocas la 3 pero ahora, por decreto, todas retroceden. Previo a este cierre, con las restricciones que teníamos de aforo y el hecho de no poder utilizar las duchas, perdimos la posibilidad de tener una buena asistencia y, por supuesto, ventas”, asegura Apablaza.

“Llevamos 8 meses sin ingresos –insiste Díaz-. El gobierno hizo una discriminación tremenda y no escucha lo que pasa. Se les metió en la cabeza que los gimnasios son peligrosos y se basaron en estudios que se hicieron al principio de la pandemia. Los dos meses que llevamos abiertos tuvimos cero contagios. Han sido ciegos con este rubro mientras favorecieron a otros, como los restaurantes”.

En Chile, DMOOV Fitness Club abrió una nueva sede en Santiago

En Chile, la cadena de gimnasios DMOOV Fitness Club abrió esta semana una nueva sede en Santiago. Está ubicada en la comuna de Vitacura, en el interior del Club de Polo San Cristóbal. La flamante sede está en la categoría DMOOV Training Studio, tiene un espacio de 750 m² más una piscina indoor de 4 pistas, además de un salón multiuso de 120 m².

“El Club de Polo San Cristóbal es un espacio privado que licitó la operación de su gimnasio, y DMOOV fue escogido por su diversidad deportiva, por su excelencia en su servicio y por su entrenamiento personalizado. La sede estaba lista desde marzo, pero ahora que Vitacura está en fase 4, ya podemos reabrirla”, dice Felipe Apablaza, uno de los dueños de la cadena.

En la sede nueva hay sectores de entrenamiento como para hacer cardio y fuerza de resistencia variable y libre, y una sala de Spinning con cardio-teatro. También hay una sala multiuso donde se hacen clases grupales de todos los tipos y disciplinas, y en la piscina se dictan talleres y clases de natación para adultos, niños, tercera edad y embarazadas.

“Al estar ubicados dentro de un club exclusivo, cada socio tiene una cuota preferencial muy baja en membresía, pero aparte se pagan los servicios de entrenamiento personalizado y talleres. Los precios fluctúan en función del plazo por el que tomen los servicios, pero no sobrepasa el precio de mercado en la industria en general”, destaca Apablaza.

Las marcas de las máquinas utilizadas en la sede nueva de DMOOV son Life Fitness para cardio, Cybex -específicamente su línea Eagle- para lo que es fuerza de resistencia variable y Troy Barbell para lo que es fuerza libre. Keiser es la marca de sus bicicletas de Spinning, y los accesorios de entrenamiento funcional y racks son de Escape Fitness.

“La inversión total en equipamiento fue de aproximadamente U$530 mil dólares. Nuestra gran diferencia competitiva respecto a otros es la amplitud en sistemas de entrenamiento, áreas especializadas y equipamiento deportivo que tenemos para que la oferta sea completa con relación a lo que la gente busca para entrenar y entretenerse”, remarca el propietario.

“Esperamos abrir y poder mantener abiertas nuestras cuatro sedes. Todavía están cerradas dos, pero tenemos en construcción una franquicia en Vitacura que abrirá en enero próximo. Para 2021, tenemos proyectadas algunas nuevas aperturas, al menos tres para el primer semestre, y en 2022 pasar a ser una cadena de más de 10 sedes en Chile”, anticipa Apablaza.