qué saber para montar un estudio de entrenamiento funcional

Qué saber para montar un estudio de entrenamiento funcional

Los estudios de entrenamiento funcional han estado en boga en el sector del fitness durante la última década, con muchos entrenadores que deciden montar un gimnasio de este tipo. Esto sucede básicamente por dos motivos: el consumidor los elije porque la metodología de entrenamiento que proponen es simple, divertida y eficaz; y por otro lado, para el entrenador/emprendedor montar y manejar un estudio funcional es más fácil y barato. Mercado Fitness reunió a tres especialistas en la materia para saber cuáles son los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de montar un estudio de entrenamiento funcional. La ubicación, el plan de negocios, los diferenciales, el programa de entrenamiento, el staff, los elementos y la comunicación son algunas de las variables mencionadas por los expertos. Esteban Dietz es director de Funcional Gym Academy, una escuela de entrenadores funcionales, y llegó a tener 12 estudios antes de la pandemia. Para él, “sin importar el tipo de gimnasio, lo más importante es tener la mejor ubicación posible. Hay que evaluar tanto el barrio, como el local y el contrato de alquiler. Fallar en esto puede arruinar el negocio”. Adrián Schiavello es director de Active Funcional Training y uno de los fundadores de la cadena Active Club. Lo básico, a su modo de ver, es “armar un plan de negocios en el que hagamos proyecciones de inversión -en la remodelación del espacio y los elementos-, de costos operativos y de ingresos, para tener una noción del retorno que obtendremos”. En la opinión de Santiago Vimo, fundador de Kropp 3D Training y uno de los precursores del entrenamiento funcional en circuito en Sudamérica, “lo primero a tener en cuenta es qué va a diferenciar el nuevo estudio de todos los demás que ya ofrecen clases de funcional”. En esta línea añade: “Hace 8 años esto era una novedad, pero hoy es una generalidad”. Por el mismo motivo, Dietz subraya la necesidad de que la propuesta de entrenamiento sea distinta, de algún modo, a lo que ya existe. “Esto es más que nada porque esta actividad es muy amplia. Hay que elegir una forma de entrenar, darle una identidad a ese entrenamiento y que tenga un valor agregado con respecto a lo que se hace en otros gimnasios”, destaca. Así como se necesitan equipamientos de calidad, tener un equipo capacitado es central. “El estudio puede fracasar si el staff está desganado, poco dispuesto a hacer sentir bien a los demás, sin interés por brindar una clase segura y simple”, dice Vimo. “También influye no tener en claro el mensaje de la empresa y a qué público apunta ese mensaje”, añade. Al respecto, Schiavello suma: “Las habilidades duras y las técnicas se aprenden, pero lo difícil es conseguir entrenadores que sepan relacionarse con los clientes y promover los vínculos entre ellos. Lo más valioso que puede ofrecer un entrenador es la motivación, porque en un estudio funcional no hay máquinas, todo depende de las personas”. Dos aspectos centrales en el éxito del estudio serán la captación y fidelización. “Para obtener buenos resultados como negocio, debemos brindarles resultados a nuestros clientes. Tenemos generar un impacto positivo en esas personas cada vez que vienen al estudio, pero también afuera en eventos, en competencias, desafíos o entrenamientos al aire libre”, dice Vimo. A la hora de establecer los criterios para la compra del equipamiento, Vimo recomienda darle prioridad a la calidad. “La calidad de los implementos y de las instalaciones es determinante en la experiencia que tendrá el usuario. Cuando se rompen los elementos, cuando falla la limpieza o el mantenimiento de un gimnasio, eso puede llevarnos al fracaso”, asegura. En cuanto a la comunicación, Schiavello opina: “Es un error comunicar como lo haría un gimnasio tradicional, con un mensaje duro que sólo apunte a entrenar para mejorar el cuerpo. La gente no lo entiende de esa forma, lo que digamos tiene que ser mucho más amigable para dar a entender que nuestro estudio funcional puede ofrecer más que un buen físico”. En esta línea, Dietz sugiere que el estudio apunte o se especialice en ciertos nichos de consumidores: “Para esto, el gimnasio debe tener en claro a quién quiere ofrecer su servicio. Porque si apunta a deportistas, el acercamiento a realizar es uno, pero si la propuesta está dirigida a adultos mayores, no podemos darnos a conocer como lo haríamos con atletas”.   También puede interesarte leer sonbre estos lanzamientos publicados por Mercado Fitness.

El entrenamiento funcional es la principal tendencia para 2024 en España

El entrenamiento funcional se posiciona como la tendencia líder para el año 2024 en España, según el informe de la Consultoría Deportiva Valgo. La "Contratación de profesionales certificados" y el "entrenamiento personal en pequeños grupos" ocupan el segundo y tercer lugar, respectivamente. Estas tres preferencias principales coinciden con los resultados de las encuestas realizadas en 2023 y 2022. El año 2024 también destaca por la incorporación de nuevas tendencias, entre las que se encuentra el "entrenamiento funcional de alta intensidad" entre las diez principales. Sin embargo, otras tendencias, como el "entrenamiento de fuerza tradicional (basado en peso libre)" y el "entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT)", perdieron popularidad en comparación con 2023. La Consultoría Deportiva Valgo lanzó el "Informe Divulgativo de la Encuesta Nacional sobre Tendencias Fitness en España 2023", marcando el octavo año consecutivo de su publicación después de meses de exhaustiva investigación. Este estudio, respaldado por Evergy y Singular Wood, analiza las perspectivas de más de 500 profesionales del fitness en España, utilizando la metodología del ACSM para identificar tendencias emergentes y diferenciarlas de las modas pasajeras.
El informe completo está disponible para su descarga en este enlace.

Los gimnasios de Bolívar, provincia de Buenos Aires, continuarán cerrados

Los contagios de COVID-19 en Bolívar, provincia de Buenos Aires, ascienden diariamente por lo que la ciudad permanece en la Fase 3 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio. Por ese motivo, los gimnasios, junto a otras actividades recreativas, culturales y sociales, permanecerán cerrados hasta nuevo aviso. Por eso crece la indignación entre propietarios que se ven obligados a tomar medidas drásticas antes de perderlo todo.

La semana en la ciudad arrancó con una manifestación de propietarios de gimnasios frente al Palacio Municipal. “La situación es muy dura, estuvimos cerrados más de dos meses y medio”, cuenta Gonzalo Martínez, propietario de Tu Espacio Gym. Si bien, desde que empezó la cuarentena en todo el país, pudieron abrir en algunas oportunidades, el protocolo era estricto y les permitían recibirá hasta cuatro personas por turno.

Martínez  comenta que no sólo crece la indignación entre propietarios, sino también entre los socios. “Parecemos un subibaja, jugamos con la gente. Ellos abonan, cerramos, se enojan y luego no nos pagan”, agrega. Desde el inicio de la crisis sanitaria han perdido clientes y en la actualidad un 70% de las personas no logra cumplir con el abono mensual. “En octubre pudo entrar más gente y la situación mejoró”, cuenta. Sin embargo, algunos gimnasios tuvieron que cerrar porque no aguantaron la presión económica.

“No hay protocolo, no hay ayuda municipal. Estamos trabajando con grupos reducidos y por horario”, asegura en ese sentido Luciano Gurruchaga de Positivo Gym. “Hoy nos manifestamos en el Palacio Municipal porque no es nuestra culpa”, suma Martínez. La tensión aumenta porque los propietarios creen que desde la administración pública no llegan respuestas. “No atacan el problema, van a lo más fácil, cierran lo que hace bien”, agrega el propietario de Tu Espacio Gym.

“Tenía otro gimnasio más dedicado al acro y a funcional y lo cerramos. Nos quedamos solo con el de aparatos” afirma Gurruchaga, uno de los afectados por la crisis sanitaria. “Psicológicamente nos arruina, nos pone mal porque es nuestro trabajo”, dice Martínez y finaliza comentando que, en los momentos de apertura, aplicaron los protocolos lo mejor posible con distanciamiento social; alcohol en gel y rociando máquinas y colchonetas.

Representantes de varios sectores, incluidos los gimnasios, se reunieron ayer en la Municipalidad de Bolívar. Mauro Albanese, propietario de Athenas Centro de Entrenamiento, comentó que se encuentran a la espera de respuestas y afirma que en el transcurso de la semana se conocerán novedades por parte del Gabinete Municipal sobre la situación de los cierres y las acciones a seguir.

En Olavarría, Julián Etchegaray traslada su gimnasio a un espacio de 300 m2

El profesor e instructor Julián Etchegaray, oriundo de la ciudad de Olavarría, muda su gimnasio de un espacio de 300 m2. Allí ofrecerá clases de Spinning, entrenamiento funcional, Running y contará con una amplia sala de aparatos, en la que buscará  albergar a un mayor número de clientes por hora. Su inauguración será el 4 de enero.

El principal objetivo de Etchegaray con esta ampliación es darles a sus socios mayor comodidad y facilitarles al mismo tiempo el distanciamiento físico requerido por el protocolo de bioseguridad. El nuevo espacio, ubicado en planta baja, contará con una recepción, una sala para cada actividad, baños y vestuarios. En cuanto al evento de inauguración: “Pienso hacer algo muy tranquilo, no quiero juntar muchas personas. No será una inauguración típica, pero si tendrá una presentación de un rango de tres horas, de manera relajada, para que la gente se pueda acercar y conocer el lugar”, dice el entrenador. Durante los meses de cierre provocados por la pandemia, Echegaray logró conservar a un porcentaje alto de clientes, a los cuales les alquiló equipamiento y ofreció entrenamientos online para que se ejercitaran en sus casas. “Re-significamos el trabajo en equipo, le pusimos buena energía y la gente nos mostró su agradecimiento”, añade. Actualmente, la mayoría de las clases se ofrecen de manera presencial, pero algunas se retransmiten por Zoom. El protocolo de Olavarría exige a los usuarios llevar un barbijo, toalla personal y la aplicación Cuidar. El gimnasio les ofrece sanitizantes, les controla la temperatura al ingresar y les piden completar una ficha de asistencia.

En enero se inaugura el gimnasio Pulso Fit Club en la ciudad de Pergamino

El próximo 8 de enero se realizará la inauguración de un nuevo gimnasio en la ciudad de Pergamino, provincia de Buenos Aires. Se trata de Pulso Fit Club, un centro de fitness ubicado sobre la calle San Nicolás 840, en plena peatonal de la ciudad, que contará con 280 metros cuadrados cubiertos y 45 metros cuadrados al aire libre. Fernando Tantoni, propietario del gimnasio, comenta que tendrá un salón de musculación - equipado por Argentrade, Mastertech y G-Fitness- y además se ofrecerán clases de Entrenamiento Funcional, GAP (Glúteos, Abdominales y Piernas), Localizada, Ritmos, actividades para chicos y entrenamientos personalizados. El staff de Pulso Fit Club estará compuesto por seis colaboradores y la cuota promedio rondará los $2000 pesos mensuales. “Esperamos comenzar captando unos 100-150 socios y apuntamos a un perfil de cliente que busque optimizar su salud y bienestar a través del ejercicio y una vida fitness”, sostiene Tantoni. “Lo que va a diferenciar nuestra propuesta principalmente –prosigue- es que va a ser un gimnasio bastante personalizado, en el que queremos que la comunidad se sienta guiada y cómoda entrenando en un lugar con un ambiente agradable. A lo mejor hasta le incorporamos un bar para darle un estilo más de club”.

La inversión para abrir este centro fue de $1.800.000 pesos. “Decidí invertir porque es lo que realmente me gusta. Hoy en día los gimnasios son muy necesarios, no solamente para la salud de la gente sino también para aquel que busca distenderse, sociabilizar y que encuentra en el gimnasio su espacio, su lugar de pertenencia”. Tantoni no es novato en la industria ya que anteriormente fue propietario de un gimnasio en la ciudad de Salta. Y al respecto comenta: “Qubic es uno de los gimnasios más concurridos de Salta y con mejor reputación. Estoy muy contento porque todo lo que planteamos y tratamos de lograr desde el comienzo hoy se ve reflejado en la alegría de los socios”. “A pesar de todo lo que atravesamos este año duro con el tema de la pandemia, se está logrando que el gimnasio vuelva a la cantidad de socios que tenía antes del cierre por la cuarentena. Mi objetivo con este nuevo espacio es tratar de orientarlo con la misma dirección que tuvimos en Salta, que sea algo más de gimnasio”, concluye.

Fitness Gym abrió sus puertas en Moreno, al oeste del conurbano bonaerense

En octubre pasado abrió sus puertas el gimnasio Fitness Gym en el barrio Alcorta del partido de Moreno, en zona oeste del Gran Buenos Aires. Este nuevo emprendimiento impulsado por Lucas Allende nació durante la cuarentena e iba a inaugurarse recién en 2021, pero el centro de entrenamiento funcional de 450m2  logró comenzar a funcionar bastante antes de lo previsto. En un contexto de pandemia, Allende descartó la oferta de clases numerosas y optó por privilegiar servicios personalizados y en pequeños grupos, lo cual le permite cumplir con las medidas de distanciamiento social, preventivo y obligatorio pautadas por los protocolos. Además, el gimnasio cuenta también con un espacio para realizar actividades al aire libre. El gimnasio cuenta con diez colaboradores y su mensual va de los $1500 a los $3500 pesos, según la cantidad de sesiones que contrate el usuario. A su actual oferta de clases de CrossFit y Funcional, Allende espera agregar otras como Zumba Spinning. Su expectativa es terminar el presente año con al menos 200 socios activos. “Teniendo en cuenta los efectos de la pandemia, apuntamos a números razonables. Pusimos una vara media que estamos superando”, afirma el entrenador personal. El gimnasio funciona con todos los protocolos de salud exigidos y a los que sumó los propios, que hicieron en colaboración con el abogado Agustín Elías. También optaron por distribuir los horarios con turnos previos entre las 8.00 y las 21.00. “Buscamos atraer un público que quiera optimizar sus tiempos de entrenamiento y que valores la atención personalizada”, destaca Allende, quien invirtió 2 millones de pesos para montar este centro equipado con las marcas Uranium Fitness y Fenix Equipment. “Como principal expectativa a largo plazo, me gustaría transformar este espacio en un club que ofrezca varias actividades”, dice el emprendedor, al tiempo que revela que ya tiene ofertas para abrir una segunda sede en Merlo y en Padua.

Estación Club de Rosario puso en marcha su cuarto gimnasio

Estación Club concretó la apertura de su cuarto gimnasio en Rosario, Santa Fe, el pasado 5 de octubre. Se trata de la Sede Peatonal, ubicada dentro del centro comercial Palace Garden –en calle Corrientes 751-, tiene una superficie 450m2 y su sala de musculación cuenta con equipamiento de la marca Unofit. “Somos el gimnasio con mayor oferta de actividades de la ciudad. Tenemos clases de Boxeo, Zumba, Entrenamiento Funcional, CrossFit, Cross Training, Body Pump, Body Combat, Yoga, Pilates Mat y Reformer; además contamos con pileta climatizada en una de nuestras sedes”, comenta Alejandro González, dueño de la cadena.

Con una única cuota mensual de $2500 pesos los socios también pueden acceder a cualquiera de las cuatro sedes. Las otras tres están ubicadas en Azcuénaga 8245 (Sede Fisherton), Corrientes 1265 (Sede Centro) y Pueyrredón 747 (Sede Pueyrredón). “Sumamos un total de 40 empleados entre las cuatro sedes”, agrega. La nueva sede de Estación Club apunta a atraer un perfil de usuario de clase media y el objetivo para el año que viene es llegar a los 500 socios. “La inversión fue de U$ 100 mil dólares y se hizo durante los meses de cuarentena. La verdad es que logré un buen precio por el local, el cual -en otro contexto- no podría haberlo alquilado”, dice.

González aprovechó la oportunidad para embarcarse en la apertura de una nueva sede porque no hay nada en cuatro cuadras a la redonda. “Decidí invertir en un año tan duro -comenta- porque tenía máquinas compradas desde el año pasado. Mi idea es seguir proyectando y me quiero hacer fuerte con la marca acá en Rosario”. En este momento, los socios activos de la cadena rondan los 1000, dado que el aforo máximo permitido es del 40% de la capacidad. “La gente todavía tiene miedo y no va al gimnasio. Mucha gente que es del interior no viene a la provincia y muchas mamás están en la casa con los chicos”, explica González.

La primera sede de Estación Club se inauguró en 1986 y las siguientes en 2005 y 2018, respectivamente. “Arrancamos en calle Azcuénaga enseñando Taekwondo. Fuimos agregando más clases, reformamos el gimnasio, tuvimos canchas de paddle, de fútbol y ahora una pileta. Siempre fuimos renovando y mejorando nuestras instalaciones”, concluye.

El gimnasio Sporta, de Guatemala, montó una sala de entrenamiento al aire libre para sus clientes

Más allá de contar con los tradicionales espacios de entrenamiento bajo techo, el gimnasio Sporta -ubicado en Santa Catarina Pínula, Guatemala- montó una sala abierta de fitness al aire libre, equipada con accesorios y máquinas, para que sus usuarios se sintieran más seguros mientras se están ejercitando durante los meses de pandemia.

“Por la propagación del COVID-19, tuvimos que readecuar el 100% de las instalaciones. Además de implementar todas las medidas de bioseguridad conocidas -limpieza y desinfección constante, sistema de turnos, toma de temperatura, etc.-, estamos ofreciendo más de 10 m² por cliente”, dice Ricardo Rodríguez, director de Sporta.

El gimnasio tiene su sede localizada en la carretera a El Salvador, en la cual se pueden practicar actividades como ciclismo indoor y outdoor, entrenamiento metabólico, Zumba,  yoga, Pilates, TRX, Power Pump, Cross Training, GAP, entrenamiento funcional, natación, Cardio Combat y salsa. En 2021, Sporta proyecta abrir dos unidades más.

“Contamos con más de 16 mil m² en nuestras instalaciones, lo que nos permite garantizar un distanciamiento físico entre los usuarios que nadie más ofrece, sumado a la ventilación natural de nuestro espacio. No contamos con aire acondicionado en ninguna parte de Sporta, y tenemos áreas amplias con techos altos en nuestra sede”, detalla Rodríguez.

Este gimnasio obtuvo el tercer puesto en la categoría de gimnasios abiertos del concurso de Trainingym ‘Buscamos al mejor gimnasio del mundo’. “Estamos muy contentos con el premio. Fue un año difícil y meses con muchos retos, por lo que recibir este reconocimiento es un incentivo a seguir haciendo las cosas lo mejor que podamos”, dice Rodríguez.

“Decidimos participar del concurso –prosigue- porque nos pareció muy buena idea compartir nuestras iniciativas. A nivel general fueron meses muy duros para todo el gremio y consideramos que compartir lo que hacemos es positivo para seguir contribuyendo a la salud del mundo. Los gimnasios somos partes de la solución y no del problema”.

El gimnasio Korua, de Santiago de Chile, dio un exitoso salto a la virtualidad durante la pandemia

El gimnasio Korua, que conduce Víctor Pereira, logró reconvertir exitosamente su propuesta de servicios en el mundo online, después de haber tenido que cerrar sus instalaciones físicas, ubicadas en Ñuñoa, en agosto pasado. “Pudimos darle una vuelta a la pandemia y nos ha ido muy bien con las clases virtuales”, asegura Pereira. Korua nació como box de CrossFit en diciembre de 2014 en Providencia y cinco años después se mudó a Ñuñoa. “Estuvimos un año en la nueva sede hasta que el 18 de marzo pasado tuvimos que cerrarla a causa de la pandemia”, explica el entrenador. Ahora Korua solo ofrece clases online y está comenzando a organizar activaciones al aire libre en parques. “Nuestro caballito de batalla ha sido la clase virtual de functional girls, que está específicamente dirigida al público femenino. En esa actividad –que se ofrece 5 días por semana- logramos retener al 80% de las socias que teníamos en el centro físico. Hoy en cada clase de Zoom tenemos grupos que promedian las 25 participantes”, remarca Pereira. Víctor Pereira atribuye su éxito a “la relación que teníamos con nuestros usuarios, ya que era bastante potente antes y eso fue importante para poder seguir”. Actualmente, en Korua se dictan tres disciplinas de forma virtual: CrossFit, functional HIIT y functional girls. “Adicionalmente, hace poco sumamos una clase para gente de la tercera edad”, agrega.

Además de brindar clases en vivo a través de Zoom, en Korua se suben los entrenamientos y las rutinas de cada actividad a su canal de YouTube. “Independientemente de las videollamadas, todos los días subimos nuestras clases explicando y mostrando todo lo que se hizo en las clases a través de videos de 7 a 10 minutos de duración”, explica Pereira. Actualmente, este gimnasio ofrece dos tipos de planes mensuales a sus socios: uno por U$ 40 dólares que solo incluye las clases virtuales y otro, por U$ 65 dólares, que además de las clases incluye un kit completo de elementos para entrenar (kettlebells, bumpers, discos, bandas elásticas, colchonetas, cuerdas y tobilleras).

Fit Jeff llega a Latinoamérica con la apertura de su primer estudio en Quito, Ecuador

La compañía española Jeff abrirá Fit Jeff en Quito, Ecuador, su primer estudio boutique de fitness en Latinoamérica el próximo 7 de noviembre. La marca está presente en más de 40 países y arribará en unos días al continente latinoamericano con su sede ubicada en el Valle de los Chillos, en la capital ecuatoriana, como parte de su plan de expansión internacional.

“Quito es la segunda ciudad del mundo en la que abrimos nuestros estudios de fitness. La primera fue Valencia, nuestra casa en España y, es por eso, que esta primera apertura fuera de nuestro territorio es tan importante, porque es la primera a nivel internacional. Quito demuestra seguir siendo una ciudad pujante y emprendedora”, dice Diego Moya, director de Fit Jeff.

“Fit Jeff denomina a sus estudios de fitness como Oasis, ya que son espacios que permiten evadirse del ruido y el estrés del día a día de la ciudad. Se han diseñado bajo un concepto innovador que anima a los usuarios a crear una comunidad social con clases personalizadas y un ambiente agradable, en un entorno tranquilo, rodeado de plantas, que evoca la naturaleza”, añade Moya.

El espacio que tendrá el estudio de Fit Jeff en Ecuador será de 100 m² y se ofrecerán 4 actividades diferentes en clases reducidas para 8 alumnos con 2 metros de distancia entre cada uno. Esas actividades serán Pilates, Yoga, HIIT y entrenamiento funcional. La cuota mensual será de U$34 dólares, aunque hay una promoción de lanzamiento de U$23,8 dólares.

“Fit Jeff es un concepto diferente, no cuenta con máquinas pesadas de gimnasio. El estudio de fitness boutique dispone de bandas elásticas, esterillas y pequeños pesos como mancuernas y kettlebells, que se pueden reutilizar en las diferentes modalidades de clases que se ofrecen, liberando así el espacio de objetos, lo que ayuda a crear el concepto Oasis”, destaca Moya.

“Gracias al uso de la tecnología -prosigue- y a través de nuestra app, los clientes de la comunidad Fit Jeff pueden indicar sus gustos, lesiones u otras indicaciones que permitan a los instructores conocerlos mejor y adaptar las clases. Además, desde la plataforma se gestiona el aforo digitalmente y deja que los clientes puedan reservar sus clases previamente”.

A futuro, Jeff proyecta abrir 15 estudios Fit Jeff en Latinoamérica antes de que termine el año en países como Perú, Chile, México y Uruguay. “En estos dos últimos países esperamos abrir la semana del 9 de noviembre. También seguiremos desarrollando innovaciones en la plataforma y en nuestros estudios para mejorar el servicio que brindamos”, concluye Moya.