La híper-personalización dominará el futuro del sector del fitness

Los dispositivos portátiles y las pruebas rápidas en casa permiten hoy monitorear de cerca y con datos muy precisos la salud y el bienestar de las personas. Pero en 2063, es probable que los planes de entrenamiento y alimentación sean híper-personalizados. Así lo asegura el informe Future of Wellness que elaboró la cadena inglesa de gimnasios David Lloyd. Según predice el informe, esto involucrará inteligencia artificial y estudios de ADN. "Llegaremos a un punto en el que cuando alguien se inscriba en un gimnasio, obtendremos de inmediato su historial de salud y lo usaremos para crear un plan integral personalizado”, opina Michelle Dand, jefa de productos de fitness de David Lloyd Clubs. Asimismo, el informe predice que en el futuro habrá un esfuerzo por encontrar nuevas formas de conectar a las personas con la naturaleza, incluso creando biodomos subterráneos conectados a gimnasios. “Un día, crearemos un mundo híbrido (…) en el que una visita al gimnasio podrá incluir una caminata por la montaña, todo bajo el mismo techo”, dice Dand. Además, los expertos predicen que las nuevas innovaciones tecnológicas permitirán a la humanidad expandir aún más su esperanza de vida. "Con un papel integral en nuestro bienestar físico y mental, los gimnasios tendrán todos los datos clave para ayudar a sus afiliados a tener una vida larga y saludable", predice Dand. "Con rastreadores avanzados -prosigue-, probablemente microchips, los datos se compartirán entre profesionales de la salud y gimnasios para detectar cualquier cambio en el individuo y poder adaptar sus servicios en caso de ser necesario. Esto conducirá a diagnósticos más tempranos y una mejor comprensión de nuestra salud”, agrega. A medida que más personas entienden la importancia del descanso, David Lloyd predice que los gimnasios ofrecerán más servicios para mejorar el sueño como seguimiento de los niveles de energía para optimizar los mejores momentos para hacer ejercicio y recuperarse, así como tratamientos de terapia cognitivo-conductual para el insomnio. "Podremos crear en nuestras instalaciones el entorno óptimo para el descanso mediante cápsulas de sueño personalizadas en las que las personas vendrán a los gimnasios a dormir varias veces a la semana para recargar energías y satisfacer las necesidades de sus cuerpos”, explica la ejecutiva de David Lloyd. “Nuestro enfoque -prosigue Dand- se está desplazando hacia una cultura de bienestar que es más a largo plazo y holística, que llena de soluciones rápidas e insostenibles. Y aunque no estamos seguros acerca de la idea de tener un microchip insertado en nuestros cuerpos, éste es un cambio de actitud que recibiremos con los brazos abiertos”.