CrossFit lanza la entidad educativa "Sociedad Médica CrossFit"

CrossFit lanza la entidad educativa «Sociedad Médica CrossFit»

CrossFit, la cadena de gimnasios, lanza la CrossFit Medical Society (CFMS), una nueva entidad dedicada a educar a los profesionales de la salud sobre la efectividad del régimen de ejercicios CrossFit. Esta iniciativa busca convertir a los afiliados en "hogares de salud" para sus miembros, integrando el fitness y la atención médica en un solo modelo. Dirigida por el Dr. Tom McCoy, especialista en medicina familiar y de la obesidad, junto con Jennifer Pishko, experta en educación nutricional, la entidad ofrecerá paneles de laboratorio, pruebas de diagnóstico y exámenes de detección directos al consumidor, proporcionando una infraestructura completa para el bienestar de los miembros. "Nuestra visión es construir un modelo para Healthcare 3.0, poniendo la intervención en el estilo de vida a la vanguardia de la atención al paciente", afirma McCoy. En este sentido, la CFMS no solo educará a los profesionales de la salud sobre el uso de CrossFit para combatir enfermedades crónicas, sino que también ofrecerá recursos y formación continua. Los profesionales de la salud con certificación CrossFit podrán figurar en directorios especializados, mientras que aquellos sin certificación pueden acceder a recursos educativos y eventos por una tarifa mensual. Además, se ofrecerán becas para médicos en formación, fomentando la integración del fitness en la atención médica desde una etapa temprana en sus carreras. Al respecto, Nicole Carroll, directora de marca de CrossFit, destaca que los afiliados lograron resultados de salud significativos durante más de dos décadas, a menudo desafiando percepciones erróneas sobre la seguridad del CrossFit. "La formación de la CrossFit Medical Society nos permitirá desarrollar y ampliar una red internacional de profesionales de la salud que reconocen el poder único de CrossFit para ofrecer una salud verdadera y duradera", afirma. CrossFit es un programa de entrenamiento físico que combina elementos de varias disciplinas deportivas y de fitness, incluyendo levantamiento de pesas, gimnasia, y entrenamiento cardiovascular. Fue fundado en 2000 por Greg Glassman y Lauren Jenai.

Lanzan Warm Up, una plataforma online de entrenamientos personalizados on demand

El ex integrante de la selección argentina de judo, Gabriel Sabatino, en conjunto con su socio Leandro Limardo presentarán a mediados de junio la plataforma web Warm Up, con la que ofrecerán entrenamientos personalizados on demand, con una amplia oferta de ejercicios para realizar en el gimnasio, en casa o al aire libre.

Warm Up ofrece dos tipos de servicios. En primer lugar, brinda entrenamientos personalizados, más una guía nutricional. En la web, cada usuario podrá ver un calendario con las rutinas semanales. Esta opción puede ser contratada en conjunto o bien optar por comprar solamente los ejercicios.

Mientras que, en segundo lugar, ofrece entrenamiento guiado en comunidad, a través de un grupo en Facebook en el que los administradores suben las rutinas de cada semana. Los usuarios, por su parte, pueden subir videos para que Sabatino y Limardo corrijan si hay algún error, o contesten sus dudas.

“Nuestro diferencial es que (los desarrolladores) somos profesores y licenciados”, dice Sabatino. Para suscribirse al entrenamiento, se puede abonar de manera mensual, trimestral o por seis meses. Y la membresía a la “comunidad fitness” también se abona por mes.

La idea de desarrollar Warm Up “surgió de nuestra necesidad de ofrecerle algo distinto a la gente, ya que hay demasiada oferta de entrenamientos genéricos en las redes. Somos concientes de que salud es estética, pero no siempre estética es salud, por lo que queremos llevar la ciencia de la actividad física al mundo del fitness”, cuenta Sabatino.

Este joven emprendedor formó parte de la Selección Argentina de Judo durante diez años, en los cuales pasó por todas las categorías. Además, fue preparador físico de deportistas de distintas disciplinas como patinaje artístico, básquet, y tenis. En los últimos cinco años, fue instructor de CrossFit, entrenamiento funcional y musculación.

Por su parte, Limardo lleva más de cinco años como profesor de educación física en el Club CUBA, y trabaja en sala de musculación y entrenamiento grupal en circuitos. Asimismo, estuvo a cargo de la preparación física en escuelas formativas de varias disciplinas como fútbol y tenis.

Ellos muy rápidos y el resto demasiado lentos

Que los gimnasios low cost generaron un impacto fortísimo en el mercado de fitness ya nadie duda. Llegaron con una propuesta nueva, al menos para Brasil, y en poco tiempo ya estaban abriendo una unidad tras otra. Rápidamente, el terror se extendió entre los gimnasios que se enteraban de que un SmartFit abriría en su barrio. Ver irse de sus gimnasios cerca del 30% de sus clientes activos generó desesperación en los dueños de gimnasios menos preparados. El escenario fue de verdadero caos. El dueño de esa cadena de gimnasios de bajo costo fue maldecido de todas las formas posibles. Y lo que más se oía decir era: “Es lavado de dinero” y “Los números no cierran”. El caso no era, ni uno ni otro. Además, pocos podían anticipar en 2010 que esa cadena crecería de forma mucho más impresionante. Actualmente, SmartFit es uno de los mayores grupos de gimnasios del mundo y, lejos, el más grande de América Latina. Creció tanto que hasta surgieron nuevas marcas low cost queriendo ocupar ese nuevo espacio creado. Rápidamente las cadenas low cost notaron que los gimnasios convencionales ya no representaban competencia y que su lucha debía ser contra las demás propuestas de fitness low cost. Entonces comenzaron a enfocarse en crear diferenciales que les permitieran ocupar el primer lugar de preferencia para el comprador de actividad física "barata". Mientras tanto, los gimnasios convencionales hicieron poco por reaccionar. Muchos continúan maldiciendo a los dueños de los low cost. Otros creyeron que el secreto era bajar  los precios, se llenaron de deudas y terminaron cerrando. Y un grupo no menor sigue encendiendo velas para que ninguna de esas cadenas con precio bajo se instale cerca. El hecho es que muy pocos gimnasios convencionales, ante el desvanecimiento de su modelo tradicional de negocios, hizo lo que debería haber hecho. No miraron a sus clientes, no miraron el mercado y ni siquiera intentaron mirar a sus lados. En cambio se quedaron sorprendidos, en shock, paralizados, estupefactos y, lo peor, desorientados. Muchos todavía no se dieron cuenta de que ese segmento del mercado destinado a los gimnasios que son buenos en ventas, ya está ocupado por los low cost. No sirve de nada querer repetir la historia de David y Goliat. Porque el gigante en este caso es muy ágil, es rápido y tiene un camión de dinero destinado a la comunicación y al marketing. Encima, no están satisfechos con lo que tienen, quieren más. Ellos, en lo más alto del éxito, están haciendo cosas que los gimnasios convencionales nunca hicieron. Están estudiando el mercado y los clientes, probando nueva tecnología, agregando más beneficios para sus socios y desarrollando aún más su producto/servicio. Todo, a una velocidad impresionante. Mientras ellos perfeccionan sus servicios, los gimnasios convencionales son lentos y están perdidos en la búsqueda de un camino. Atrapados, se golpean la cabeza porque no miran hacia adelante, ni a los lados. Su principal reacción fue, desesperadamente, arrodillarse ante el marketing digital, con la esperanza de encontrar allí la salvación de sus empresas. Es fácil ver la desesperación cuando uno abre Facebook o Instagram y nos topamos con errores increíbles de comunicación. Todavía muchos dueños de gimnasios creen que RD Station –plataforma de automatización de marketing – es su "tabla de salvación". ¿Hola? Mientras que los low cost ocupan eficientemente espacios del mercado, los gimnasios convencionales, que tienen el ojo del dueño puesto en el negocio, insisten con lo mismo y no ven que el mercado de ENTREGA DE RESULTADOS está casi completamente desocupado. Un box de CrossFit no sufre con la presencia de los low cost, tampoco lo siente un natatorio. Pocos estudios de entrenamiento funcional o de personalizados se ven afectados por este fenómeno al punto de quebrar. ¡Gimnasios convencionales es hora de despertar! ¿Qué tal si empieza un cambio de posicionamiento? ¿Qué tal si deja de mirar a los competidores con precio bajo y presta atención al enorme mercado de personas que no quieren inscribirse en un gimnasio? Son miles los que buscan resultados. Personas que no están satisfechas sólo con un débito automático mensual en su tarjeta de crédito. ¿Qué tal si empieza a pensar como empresario y deja de ser dueño de un gimnasio? Si usted estuviera empezando hoy con su negocio, ¿ofrecería al mercado lo que le está ofreciendo ahora? Si tuviera que abrir hoy su gimnasio, ¿elegiría brindar una gama de servicios que le permitan cobrar una cuota mensual cercana a los R$ 89 ($840 pesos)? Si su respuesta es “claro que no” –y espero que esa sea su respuesta-, entonces ¡salga de ahí ahora! ¿Por qué sigue intentando vender un servicio en un mercado en el que tiene un competidor gigante, bonito, lleno de equipamientos nuevos y con una máquina de comunicación enorme, que usa a Watson? ¿No sabe qué es Watson? ¡Ve! ¡Salga de ahí! Perfeccione su servicio, reconstruya su equipo, busque a otros clientes y aprenda a atender a esas miles de personas que quieren resultados efectivos y que están dispuestas a pagar por un servicio mejor. - Pero Almeris, yo ya entrego resultados. - jajajajajaj… usted es un poeta. Solo el 22% de sus socios van a su gimnasio tres veces por semana o más. Cada 100 socios que deben renovar, apenas 48 lo hacen. Poco más del 3% de sus clientes realizó una evaluación física en su gimnasio. ¡Usted es un poeta! El negocio ya no es tener un gimnasio con 350 alumnos que pagan R$ 89 ($840 pesos). Y lo peor es que usted tiene esa misma cantidad de socios hace años. ¿Qué más tiene que pasar para que usted entienda, de una vez por todas, que ese segmento de mercado en el que está, ya es dominado por Goliat? Deje de intentar ser David, porque no va a lograrlo. El mercado es agnóstico, así que deje de rezar. El mercado es inclemente, así que deje de llorar. Ya es hora de que empiece a preparar su empresa para vender y entregar resultados de verdad a sus socios. Para esto necesitará enfocarse en pocos clientes, que por recibir más atención de su parte y así obtener resultados, estarán dispuestos a pagar más. Además, le garantizo que en este difícil mundo de entrega de resultados, tendrá menos competencia. Y no soy yo quien lo dice, es el mercado. Amigo mío, el negocio de vender actividad física ya está ocupado por las cadenas low cost. ¡Olvídese! ¡Ya perdió ahí! Ahora, solo existe una oportunidad en el negocio de “entrega de resultados”. Es más, se le está haciendo tarde así que arremánguese, mire el césped de su jardín y descubra la manera de dejarlo bien verde.

Pete McCall comenta hacia dónde irá el fitness en 2018

Como es su costumbre desde 2014, el entrenador personal Pete McCall, certificado por el American Council of Excercise (ACE), publicó a fines de diciembre pasado su listado de predicciones para 2018. Este veterano de la industria tiene una maestría en ciencias del ejercicio y promoción de la salud y varias especializaciones de la NSCA y la NASM. Basado en numerosas investigaciones y conversaciones con colegas del mundo de los gimnasios, las empresas proveedoras de equipamientos y las organizaciones capacitadoras, McCall identificó las principales tendencias del mundo del fitness para 2018. 1. Resurgirán los entrenamientos basados en boxeo y kickboxing: recientemente ha habido un incremento en la apertura de estudios que ofrecen estas disciplinas, así como en el número de clases de este tipo en las grillas de los gimnasios tradicionales. 2. El re-descubrimiento del entrenamiento funcional: tras años de reinado del entrenamiento intervalado de alta intensidad, 2018 será un año de redescubrimiento de los ejercicios que priorizan la calidad del movimiento por encima de la carga y la intensidad. 3. Los programas de fitness enfatizarán un mayor estado de consciencia, con instructores que incorporen estrategias para promover en sus alumnos la concentración -o la completa inmersión- en una actividad, con el fin de mejorar su desempeño. La meditación será central en la mejora de los resultados obtenidos con los programas tradicionales. 4. Se pondrá mayor énfasis en el rol del ejercicio físico para mejorar el desempeño cognitivo. En otras palabras, aparecerán programas específicamente diseñados para entrenar el cerebro y mejorar así la función cognitiva de una persona, su capacidad de hacer foco en algo y de memorizar. 5. Los gimnasios tradicionales aprovecharán las ventajas que ofrece el streaming para transmitir sus clases online y ser capaces de atender a sus socios fuera de sus cuatro paredes. Compañías como 24 Hour Fitness, Les Mills, Flywheel ya ofrecen clases en vivo por Internet o bien acceso a demanda a un archivo de clases ya grabadas. 6. Los entrenadores se transformarán en asesores de salud y de ese modo se convertirán en un recurso importante para la comunidad médica a la hora de mitigar enfermedades y ayudar a las personas a adoptar hábitos saludables. Los profesionales del fitness deberán desarrollar habilidades de coaching para acompañar a sus clientes en la toma de mejores decisiones para su salud cuando estos se encuentran fuera del gimnasio. 7. El fitness está dejando de ser una subcultura de entusiastas apasionados para convertirse en un estilo de vida convencional. La indumentaria de fitness –por ejemplo- se ha convertido en ropa que la gente suele vestir a diario, afuera de los gimnasios. La popularidad de las carreras de aventura y el boom de los dispositivos portátiles de monitoreo (wearable) demuestran que no todos optan por un gimnasio para transpirar. Hoy, individuos de todas las edades se suman al fitness no solo por sus beneficios para la salud sino también por su aporte a la vida social. Asimismo, la creciente popularidad de los alimentos orgánicos y el avance de dietas –como el ayuno intermitente- demuestran que las personas tienen un enfoque fitness en todos los aspectos de su vida. 8. Cada vez más entrenadores personales migrarán hacia el trabajo con grupos pequeños, para lo cual deberán desarrollar habilidades específicas para el manejo de clases con varias personasLos clientes disfrutan de la camaradería al entrenar con otros y los entrenadores notan que tienen un mayor impacto al estar con más de una persona por hora. Las clases grupales típicas de estudios, guiadas por un entrenador, como CrossFit y OrangeTheory Fitness, seguirán creciendo. Y más estudios abrirán con conceptos efectivos basados en entrenamientos eficientes en términos de tiempos. Y en consecuencia, habrá una mayor demanda de profesionales de la salud y el fitness capaces de entrenar a grupos.

El 60 % de los argentinos busca datos sobre fitness en internet

En base a una investigación realizada por Google Argentina, en conjunto con Mercado Libre Moda, 6 de cada 10 argentinos buscan en internet información sobre fitness y actividades (más…)

Posicionarse o morir

Ante escenarios competitivos y recesivos, los empresarios de gimnasios deben tener clara su lugar en el mercado, y las consecuencias que éste acarrea, o bien contar con la capacidad para crear un nuevo modelo que rompa con las reglas del juego. Si algo caracteriza al sector del fitness es su tremendo dinamismo en los últimos años, motivado por una serie de fenómenos auténticamente disruptivos, como han sido: - La permanente revolución tecnológica que vivimos. - Los profundos cambios de comportamiento de empresas y consumidores a partir de la crisis económica que comenzó en 2008. - La inestabilidad política. - La permanente entrada de nuevos competidores por expectativas de rentabilidad o por motivos puramente vocacionales. - La creación incesante de nuevos modelos de negocio, no sólo en cuanto a oferta de instalaciones, sino incluso en tipos de servicios, herramientas informáticas de todo tipo, equipamientos, etc. Este dinamismo sectorial ha descolocado a muchos competidores. Por los motivos referidos y, en especial, por el ajuste económico, muchas cuentas de explotación se han visto seriamente comprometidas en los últimos años. Como consecuencia de esto, los gerentes han tenido la necesidad de tomar decisiones de supervivencia que podrían tener un calado más profundo de lo que aparentan. En este sentido, decisiones sobre ajustes en costos, inversiones o precios, pueden modificar sustancialmente la percepción por parte de los clientes activos o potenciales respecto de la calidad del servicio y de la orientación del negocio. Por tanto, determinadas políticas orientadas a la supervivencia inmediata pueden entrañar importantes peligros de orden estratégico de cara a la sobrevivencia en el medio plazo. Algunos de estos peligros para las organizaciones deportivas incluyen:
  • La estandarización de la oferta por parte de las instalaciones, hasta convertirse en commodities (productos indiferenciados) que sólo pueden competir en precio.
  • Posicionarse en un grupo estratégico erróneo, en base a las características del centro y posibilidades de competir.
  • El posicionamiento estratégico en un lugar donde no se cuenta con los recursos para dominar la posición.
  • El intento de abarcar un target de clientes demasiado amplio como para contentarlos a todos o demasiado estrecho como para lograr un punto de equilibrio en número de clientes.
  • La indefinición estratégica que impide que el target perciba las fortalezas reales del negocio y se identifique con su oferta.
De cara a evitar estos peligros, planteamos dos recomendaciones: Selección del grupo y subgrupo estratégico Dentro del sector, se han conformado una serie de grupos estratégicos, definidos por el tipo de clientela a la que están dirigidos y por las armas que utilizan para satisfacerla:
  • Los centros low cost utilizan como argumento clave el bajo precio. Dentro de este segmento, se están gestando dos subgrupos: el low cost premium, que trata de aportar algún valor añadido adicional al bajo precio, y el ultra low cost, que presenta precios extremadamente bajos. De mayor crecimiento en los últimos años, empiezan a mostrar síntomas de estancamiento.
  • Los centros mid-place, con un tamaño medio y una oferta, en muchos casos, tradicional y hasta desfasada. Son los que más están sufriendo el devenir del sector.
  • Los centros premium, orientados al público dispuesto a pagar más por un servicio mejor. También cuentan con subgrupos, como los orientados a clase media, los muy exclusivos o los socio-deportivos. Este es el grupo más heterogéneo en cuanto a resultados, porque conviven clubes al borde de la extinción con otros que han sabido adaptarse y aguantar el chaparrón con excelentes resultados y proyección.
  • Los estudios especializados o boutiques, que incluyen un sinfín de nuevos modelos de negocio (CrossFit, Pilates, ciclismo indoor, personal training, funcional, small groups, etc.). Este es el grupo con mayor crecimiento en la actualidad.
Obviamente, cada empresa del sector debe tener clara su ubicación dentro de uno de estos grupos y las consecuencias que ello acarrea o contar con la capacidad para crear un nuevo modelo que rompa con las reglas del juego. Definición coherente de la estrategia de posicionamiento Ya en los años 80, Michael Porter dejó claro que sólo existen tres tipos de estrategias genéricas: el liderazgo en costos que permite los precios más bajos del sector, la diferenciación competitiva o la especialización en nichos de mercado muy específicos. Lógicamente, en un sector local, alguno de los competidores –merced a sus economías de escala o alguna otra ventaja competitiva en costos– optará por el liderazgo basado en precios bajos. Pero una sola marca podrá distinguirse. Los demás operadores deben tener medianamente claro que su supervivencia pasará por tener la capacidad de diferenciarse a partir de valores añadidos que resulten atractivos para el mercado. Por tanto, aún cuando los precios deben estar ubicados en una franja a la que los potenciales clientes tengan acceso, el valor de la cuota sólo debe ser el principal argumento de venta para la marca líder en precios. El resto de los competidores deberán centrarse en la percepción de valor de sus propuestas. En relación con esto último, existe un nexo entre un precio elevado y una percepción de valor elevada y viceversa. Por tanto, cabe reflexionar sobre la coherencia de todos los factores que afectan al posicionamiento del negocio como: calidad de las instalaciones y equipamientos, de los servicios prestados y de las comunicaciones realizadas al mercado, así como qué mensaje estamos transmitiendo a nuestros potenciales clientes con nuestra fijación de precios.