Investigadores aseguran haber encontrado un método para eliminar las excusas para faltar al gimnasio

Investigadores aseguran haber encontrado un método para eliminar las excusas para faltar al gimnasio

Científicos aseguran haber descubierto un método para eliminar las excusas que ponen las personas para no asistir al gimnasio a través de un estudio realizado por la Universidad de Pennsylvania, Estados Unidos. En esta investigación, los autores les pidieron a miles de voluntarios que dieran más de 7000 pasos diarios a clubes y centros de entrenamiento durante 6 meses.

La mitad de las personas recibía €1 euro cuando cumplían su meta diaria, mientras que la otra mitad perdía la misma cantidad si no la alcanzaba. Al final, los investigadores descubrieron que los participantes que se enfrentaban a la posibilidad de perder dinero, tenían un 50% más de chances de alcanzar su objetivo y de no desmotivarse.

La explicación de por qué se dio este tipo de comportamiento se encuentra en una teoría económica de la conducta, llamada aversión a la pérdida. “El cerebro está programado para querer evitar la pérdida a toda costa, es decir, está programado para ganar”, indica Mitesh Patel, autor principal del estudio.

Usar esto como motivación ayuda a que las personas sean constantes con sus ejercicios. Actualmente existen apps que cobran por cada día que el usuario decide faltar al gimnasio, como GymPact: esta aplicación le pide al usuario que diga la cantidad de entrenamientos que va a hacer en la semana y la cantidad de dinero que perdería si no cumple.

Para los investigadores, lo mejor es elegir una cantidad de dinero que a la persona le duela perder para que se sienta mal por no asistir al gimnasio. De esta manera, para los expertos es un método que funciona mejor que el establecimiento de objetivos físicos, que la competencia entre amigos o incluso mejor que las apuestas.

En el estudio, se demostró que la gente no quiere malgastar su dinero, razón suficiente por la cual se siente obligada a ejercitarse. A largo plazo, la falta de compromiso de las personas puede salir caro, por lo que esa puede ser la única motivación que necesitan para llegar a cumplir con sus metas de entrenamiento.