Según IHRSA, en Estados Unidos muchos gimnasios no sobrevivirán al COVID-19 si no reciben ayuda económica del Gobierno

Según IHRSA, en Estados Unidos muchos gimnasios no sobrevivirán al COVID-19 si no reciben ayuda económica del Gobierno

Uno de cada cuatro gimnasios en Estados Unidos podría dejar de operar hacia fines de 2020 si no cuentan con asistencia del Gobierno para ayudarlos a aliviar la complicada presión financiera causada por la pandemia de COVID-19, según IHRSA, la asociación que nuclea a gimnasios y clubes deportivos en este país.

El 39% de los gimnasios independientes podría quebrar”, según informó la Coalición de Gimnasios Comunitarios (CGC), un grupo que representa a más de 15.000 gimnasios de Estados Unidos. Sus datos provienen de una encuesta realizada en el mes de noviembre a 1.000 propietarios, con 413 respuestas a preguntas específicas.

Algunas de ellas fueron: cuántos pensaban que sobrevivirían hasta 2021 si la situación no mejoraba y no recibían ayuda. El 39% dijo que no sobrevivirá sin ayuda. Ante la pregunta sobre si sobrevivirían en caso de recibir alguna una subvención por parte del estado norteamericano, el 88% dijo que sí.

Un informe de Yelp mostró que entre julio y septiembre la cantidad de cierres de gimnasios aumentó un 23%, totalizando 2.616 cierres permanentes. Los datos de las principales empresas de procesamiento de pagos revelaron que el 15% de los gimnasios había cerrado permanentemente al 30 de septiembre y se estimó que la industria perdió este año, hasta el 1 de octubre, más de 15 mil millones de dólares en ingresos y 480.000 empleos.

Rick Caro, un veterano de la industria y presidente de Management Vision, Inc, dijo que la pandemia ha sido el momento más difícil para la industria en sus 50 años de historia. «El virus está afectando a empresas, a sus miembros, a sus empleados y a la comunidad en general. Los gimnasios están luchando sin un apoyo real del Gobierno», enfantizó.

Aunque algunos centros recibieron fondos a través del Programa de Protección de Cheques de Pago, el alivio no fue suficiente. Es por eso que CGC alienta a que todos los que conforman la industria escriban cartas a sus representantes federales para apoyar una ley que otorgue $30 mil millones de dólares en subvenciones al sector del fitness.

«El tiempo corre para que el Congreso de a los gimnasios el alivio que necesitan», dijo Debra Strougo, miembro de la Junta Asesora de la Coalición de Gimnasios Comunitarios. “Si esto no sucede miles de gimnasios cerrarán para siempre”, añadió.

Fuente: Club Industry