En San Luis Potosí, gimnasios consiguen descuentos en el pago de impuestos

En San Luis Potosí, gimnasios consiguen descuentos en el pago de impuestos
La Asociación Multidisciplinaria del Deporte Potosina llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento de Soledad, de San Luis de Potosí, para que los gimnasios tengan un descuento en el pago de impuestos y que no se les cobre canon por Ecología. En este estado mexicano han quebrado al menos 80 gimnasios desde el inicio de la crisis sanitaria.

Desde la entidad llegaron a un acuerdo para reducir impuestos entre el 50% al 80%. “El descuento en cada caso varía según la deuda que tengan. Hay algunos gimnasios que deben años y otros sólo éste”, explica Susana Rodríguez, presidenta de la Asociación Multidisciplinaria del Deporte Potosino.

Ecología, por otro lado, es un impuesto por el uso de focos y papel de baño contaminantes. “No deberíamos pagar y Soledad es la única que lo cobra”, detalla. En esta línea Rodríguez añade: “Aunque esta es la única ayuda que recibimos y que llega tarde, agradecemos a nuestras autoridades por el apoyo”.

Desde la entidad estiman que las pérdidas del sector ascienden hasta más de 300 millones de pesos en los últimos doce meses en todo el estado. “La situación económica aún es crítica”, resalta Rodríguez, quien además comenta que el Sistema de Financiamiento para el Desarrollo (Sifide) de México “rechazó nuestro pedido de acompañamiento económico”.

Actualmente, en San Luis de Potosí los gimnasios trabajan con un aforo del 50% y el horario autorizado es de 5.00 a 22.00. “Esto impactó de una manera cruel para todos los que nos dedicamos a esta industria”, afirma Samuel Álvarez, entrenador personal de Rotterdam Team SLP, avalado por la Federación Mexicana de Fisicoconstructivismo.

“Desde los cierres parciales y totales, se puso muy difícil para todos. Ahora se está restableciendo y poco a poco estamos regresando a la normalidad”, agrega Álvarez. En este sentido, Rodríguez cuenta que los gimnasios de San Luis de Potosí que no cumplen con el protocolo son sancionados por las autoridades y tardan hasta 48 horas en reabrir el establecimiento.

“Nuestra meta es el cambio de categoría de no esenciales a esenciales”, resalta Rodríguez. Además, que nos quiten del rubro de esparcimiento y diversión, “somos un sector más de la salud”, asegura. “Toda la industria fitness es preventiva y curativa, no hay que ser un especialista para saber los beneficios del ejercicio y el deporte”, concluye.