Los gimnasios en Veracruz volvieron a cerrar por un cambio en el semáforo a rojo

Los gimnasios en Veracruz volvieron a cerrar por un cambio en el semáforo a rojo

En el estado de Veracruz, los gimnasios debieron cerrar tras haber abierto hace casi un mes por un cambio en el semáforo epidemiológico. Así lo solicitó el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien acató a la recomendación federal para que los establecimientos suspendan sus actividades hasta nuevo aviso.

“Esto es un poco complicado, pues por la parte de los pagos, tendremos que cambiarlos a pases con vigencia (por clase). Entonces ese va a ser el reto” de pasar por una segunda cuarentena, cuenta Leonardo Álvarez, CEO de Croco Training Club, quien tuvo que cerrar su sede en la Poza Rica tras haber abierto el lunes 13 de julio por primera vez.

A lo largo del país, varias regiones volvieron al color rojo en el semáforo epidemiológico debido a los ajustes realizados por las autoridades sanitarias federales para medir el indicador de casos con COVID-19. Sin embargo, otros estados decidieron continuar con las operaciones.

El alcalde de la capital de San Luis Potosí, Xavier Nava Palacios aseguró que pese al retroceso, “no habrá medidas represivas” pero impondrá nuevas restricciones. Por lo tanto, los gimnasios y albercas potosinas deberán operar ahora con un 25% de aforo, y los clubes deportivos funcionarán de 5.00 a 11.00.

Mientras tanto, en Jalisco, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez permitirá la continuidad en la actividad de los centros de fitness. Por otro lado, el estado de Chihuahua frenó la apertura de los gimnasios por la transición a color rojo, a pesar que el pasado miércoles 15 de julio había arreglado su vuelta.