Los gimnasios del Reino Unido podrán reabrir sus puertas recién el 12 de abril

Los gimnasios del Reino Unido podrán reabrir sus puertas recién el 12 de abril

Los gimnasios del Reino Unido podrán reabrir sus puertas recién el 12 de abril, según un anuncio hecho el 22 de febrero pasado por el Primer Ministro Boris Johnson. Gran Bretaña ha tenido en total tres períodos de confinamiento y la última cuarentena fue declarada el 20 diciembre, justo antes de las fiestas de Navidad y año nuevo.

De modo que, las instalaciones deportivas y de fitness estarán un total de 113 días sin posibilidad de prestar servicios en forma presencial dentro de sus instalaciones. La decisión tomada por Johnson incluye la habilitación de deportes al aire libre a partir del 29 de marzo, con grupos de entrenamiento de hasta 6 personas.

A partir del 12 de abril, se autorizará la apertura de gimnasios y de clubes deportivos pero sólo para realizar entrenamientos de forma individuales. Recién el 17 de mayo próximo darán luz verde  las clases grupales, mientras que el levantamiento de todas las restricciones tiene fecha para el 21 de junio próximo.

“Sumando los tres periodos de confinamiento obligatorio que atravesó nuestro sector desde el 20 de marzo de 2020, sumamos 244 días sin trabajar. Es decir que para la misma fecha de este año, habremos pasado más tiempo cerrados del que pudimos estar abiertos”, relata Miguel Rodrigo, gerente de actividades de la cadena inglesa David Lloyd.

“Después de dos meses de total incertidumbre, el sector del fitness agradece mucho tener una fecha exacta de reapertura. Los gimnasios están dentro de la segunda fase de reapertura, y eso nos pone contentos porque significa que el Gobierno priorizó la actividad física y porque nos incluyó en una fase temprana, en parte gracias al trabajo de ukactive”, opina.

Según explica Rodrigo, “habrá cuatro condiciones en las que el Gobierno se basará para avanzar de etapa: que el programa de vacunación siga a buen ritmo, que las vacunas ofrezcan suficiente protección para no saturar los hospitales, que el índice de contagios en el momento de reabrir no comprometa a la salud pública y que no existan nuevas cepas de Covid-19”.

“Desde que se dictó la orden de regresar a un tercer confinamiento -prosigue Rodrigo-, las autoridades reconocieron la importancia de la actividad física y apoyaron al sector. Aun así, no pudieron hacer más concesiones por la situación. Como la nueva cepa generó incertidumbre, los gimnasios acompañaron los nuevos cierres del Gobierno”.

Mientras hubo cuarentenas en el Reino Unido, el gobierno británico otorgó diferentes auxilios económicos, entre ellos, el pago del 80% de los salarios de los trabajadores en relación de dependencia. “Más allá de esto, ukactive está peleando para que se reduzcan costos fiscales o las rentas, es decir, medidas que ayuden más que los subsidios”, concluye.