Los gimnasios de Ciudad Juárez amenazaron con reabrir aunque no tengan autorización del gobierno

Los gimnasios de Ciudad Juárez amenazaron con reabrir aunque no tengan autorización del gobierno

Cientos de gimnasios en Ciudad Juárez, y en el resto del Estado de Chihuahua, han amenazado con reabrir sus puertas a comienzos de esta semana aunque no tengan autorización y haciendo uso de resistencia civil ante una posible cancelación de la reapertura prevista para el 15 de enero, día en el que puede haber un posible cambio de semáforo.

«Queremos trabajar» es la exigencia que tienen los dueños, instructores y trabajadores de gimnasios locales, quienes se han manifestado afuera de Alcatraz Gym al que llegaron integrantes de la célula Covid para colocar sellos de clausura. Policías estatales y municipales así como inspectores están a la espera de órdenes de la ciudad de Chihuahua para desalojar a las personas.

“Los gimnasios de todo el país nos estamos uniendo ante los atropellos e indolencia de los gobiernos. Las miles de familias que siguen sin poder trabajar no pueden aguantar más el hambre y por eso existe la Canagym (Cámara Nacional de Gimnasios y Clubes) para representar los intereses de todos nosotros”, comenta Ivan Galvan Gutiérrez, director de Alcatraz Gym.

“No podemos seguir permitiendo que traten como basura a nuestra industria, que es la medida preventiva permanente contra las verdaderas causas de muerte por Covid-19 como lo son la diabetes, la hipertensión y la obesidad. Somos una industria poco valorada pero que vale más de 18 mil millones de dólares en el país”, agrega el empresario.

Galván Gutiérrez cuenta que están exigiendo que se los considere esenciales, como la parte preventiva del sector salud y no de entretenimiento. “Tenemos un valor especial y ahora mucho más por las posibilidades de poder recuperar a pacientes post-Covid del daño pulmonar. Por supuesto que en entornos profesionales, supervisados y controlados”, dice.

Por su parte, Alejandro Pérez Rubio, director de la cadena de gimnasios Fitmax, señala: “Esto es por estado. Algunos permiten aperturas de acuerdo a los semáforos que tengan (rojo, naranja o amarillo) pero en algunos estados en naranja, por ejemplo, dejan abrir y en otros no. Depende de cada autoridad”.

“Amigos míos que tienen gimnasios en Chihuahua y en Ciudad Juárez, junto con otros propietarios, decidieron abrir luego de haber demostrado a todo el mundo que los gimnasios no son una fuente de contagio sino de prevención y de salud donde todos respetan el protocolo utilizando el cubrebocas, la distancia segura y desinfectando los elementos”, agrega Pérez Rubio.

“Y a pesar de todo –prosigue- nos mantienen cerrados en semáforo naranja. Cuando puedes ver que en el centro de la ciudad (y ni hablar de lo que han sido las fiestas de Navidad y año nuevo) hay gente reuniéndose y contagiándose. Estamos desesperados, no es posible que desde marzo estemos cerrados sin poder trabajar y, en definitiva, brindar salud a la gente”.