La obesidad aumenta hasta cuatro veces el riesgo de muerte por COVID-19 en hombres menores de 60 años

La obesidad aumenta hasta cuatro veces el riesgo de muerte por COVID-19 en hombres menores de 60 años

El riesgo de muerte por COVID-19 puede aumentar hasta cuatro veces más en aquellas personas con obesidad, especialmente en hombres menores de 60 años, según un estudio llevado a cabo entre febrero y mayo en el estado de California, Estados Unidos, y publicado por el Dr. David Kass.

 

El informe se enfocó en los pacientes obesos, por lo tanto excluyó del estudio a otros factores como la diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares, y también a aquellas mujeres que estaban embarazadas. Con esto, se encontró que la gente cuyo índice de masa corporal (IMC) era mayor a 40kg/m2 tuvo tasas de riesgo mayores.

 

“El hecho de que los hombres se vean particularmente afectados puede reflejar su mayor adiposidad visceral en comparación con las mujeres, dado que esta grasa es notable”, señala Kass, quien además recalca: “La obesidad es un factor importante independientemente del COVID-19”.

 

“Curiosamente, en cada semana subsiguiente (al informe), el riesgo de mortalidad disminuyó de manera considerable. Esto puede reflejar la creciente conciencia social más la evolución de las políticas para reducir la propagación y mejorar la atención médica”, indicó Kass.

 

Este estudio aporta un nuevo conocimiento en la conexión entre COVID-19 y obesidad. El mes pasado, la Revista Europea de Endocrinología había dado a conocer que incluso la obesidad ligera- es decir, un IMC de 35- agrava el cuadro de la enfermedad y aumenta la probabilidad de muerte.

 

A su vez, el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos había indicado que entre las condiciones de base que ponen a las personas en un peligro mayor cuando contraen coronavirus, se encuentran las enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2, y el índice de masa corporal superior a 30.