La Unión de Gimnasios de Guanajuato estima que la pérdida de ingresos ronda el 70%

La Unión de Gimnasios de Guanajuato estima que la pérdida de ingresos ronda el 70%
El sector de gimnasios de Guanajuato tiene una recuperación lenta, pero se mantienen esperanzados. Desde la Unión de Gimnasios de Guanajuato aseguran que la pérdida de ingresos estuvo entre el 60% y el 70%. Desde el primer trimestre del año, lo gimnasios están operando con el 40% de aforo y en semáforo amarillo.

En el contexto actual, los usuarios en Guanajuato ya no deben solicitar cita previa y los gimnasios están operando con un 10% más de aforo que a inicios de año. “Aquí la actividad económica se ha tomado muy en serio y nos han dado más libertad”, comenta Ramón Ortega, líder de la Unión de Gimnasios del estado mencionado.

Con respecto a la situación económica, la califica como “muy pesada”, puesto que las pérdidas superaron el 60 por ciento. “Varios cerraron sus empresas o se hicieron más pequeños. Porque empiezan a recortarse muchas cosas”, agrega. Se estima que los gimnasios más grandes tienen rentas mensuales del orden de los $ 100 mil pesos.

A esto hay que sumar, según explica Ortega, la necesidad de cubrir gastos por luz y agua, así como la compra de los elementos para sanitizar las instalaciones, “una variable que se transformó en uno de los mayores gastos”, dice. En ese sentido, cada gimnasio invierte por mes alrededor de $ 12 mil pesos en artículos de limpieza y sanitizantes.

“Ningún gimnasio está trabajando al 100%. Es muy complicado pensar que esto se vaya a regularizar pronto, aun así tenemos la esperanza de que mejore”, dice Ortega. “Se ha dicho mucho que los gimnasios son focos de contagio y las autoridades de Guanajuato no comprenden que somos parte de la solución, no del problema. Pero la gente sí lo sabe”, agrega.

La Unión de Gimnasios de Guanajuato agrupa alrededor de 50 establecimientos. Surgió en mayo del año pasado por la necesidad de alzar la voz del sector y solicitar que las autoridades habilitaran sus espacios. «Esta unión nació de la necesidad de hacernos escuchar para que nos permitieran reabrir», dice Ortega.