5 CREENCIAS QUE IMPULSAN EL ÉXITO

5 CREENCIAS QUE IMPULSAN EL ÉXITO

Con certeza las creencias son muy personales y las vamos desarrollando a lo largo de nuestra vida. Muchas de ellas se desarrollan en la infancia y adolescencia en la familia, en la escuela y en nuestro entorno más cercano.

Ahora bien, a lo largo de nuestra vida adulta también podemos ir adquiriendo nuevas creencias y modificando otras. Lo interesante aquí es que con un poco de madurez y con mayor consciencia podemos, por un lado, iniciar un proceso de revisión de nuestras creencias y, por otro, ser más selectivos con aquellas creencias que nos pueden ayudar más en un determinado momento de nuestras vidas.

Por eso en este artículo los invito que echar un vistazo a algunas de las creencias que forman parte de la manera de pensar de personas que han triunfado en distintos ámbitos, como Mark Twain, Abraham Lincoln, William Shakespeare, Steve Jobs, Steven Wozniak, Larry Bird, Michael Jordan, Thomas J. Peters y Robert H. Waterman Jr., autores de en busca de la excelencia; entre otros.

En distintas épocas y contextos, con distintas formaciones, recursos y objetivos; muchos de ellos comparten una o varias de las creencias que mencionaremos a continuación.

  1. No hay fracasos, hay resultados

Es frecuente que las personas tengamos temor al fracaso y además le demos un significado bastante negativo, esto en realidad nos perjudica más que ayudarnos. A todos nos ha pasado en algún momento de la vida el atravesar distintas situaciones que hemos considerado fracasos en lo personal, laboral, etc.

Como dice Anthony Robbins, los triunfadores piensan más en términos de resultados que en fracasos. Toman cada intento que no salió como esperaban como una experiencia para aprender e intentarlo nuevamente aplicando lo aprendido. Ponen en marcha nuevas acciones con el objetivo de producir nuevos resultados.

Las personas que temen mucho al fracaso y ponen su foco atencional en eso tienden a tener muchos pensamientos anticipados sobre todo lo que podría salir mal, más allá de una previsión lógica, y eso frecuentemente afecta el resultado de manera negativa. Tener una fuerte creencia sobre el fracaso es una manera de intoxicar nuestra mente.

En nuestros negocios, por ejemplo, debemos ser cuidadosos con la manera en la que significamos los resultados no logrados en ventas, en servicio al cliente, o en cualquier otra área de la empresa; todo siempre es una oportunidad para hacerlo mejor.

Los mejores líderes comprenden que un error es en realidad retroalimentación y la mejor manera de aprovecharlo es aprender de eso. Los seres humanos aprendemos a través de equivocaciones a lo largo de la vida y la mayoría de las veces los errores que consideramos más grandes son los que más nos han hecho evolucionar más.

En definitiva, se trata de pensar que siempre producimos resultados y si no es el que esperábamos, solo hay que aprender modificar las acciones e intentarlo nuevamente.

El Dr Robert Schuller habla del pensamiento posibilista y propone una pregunta muy interesante ¿Qué intentarías si estuvieras seguro de que no podrías vallar?; con certeza si realmente creyéramos que no podemos fallar, posiblemente iniciaríamos una serie de acciones muy contundentes y poderosas.

  1. No es necesario entender de todo para poder utilizar todo

Otra creencia interesante y presente en muchos triunfadores es que no necesitan saber todo sobre algo para poder utilizarlo. Se trata de saber lo esencial sin necesidad de todos los detalles. En general personas que emprenden o están en puestos directivos, gerenciales, etc., poseen un conocimiento general de muchos temas, tal vez algunos en profundidad; y cuentan con un equipo multidisciplinario que en conjunto puede dominar todos los temas necesarios para el negocio.

Uno de los recursos más preciados y no renovable que tenemos es el tiempo, los triunfadores tienen esto muy claro, por eso no pierden tiempo, tratan siempre de ir lo esencial, a lo verdaderamente importante.

Las personas exitosas tienen una especial habilidad para distinguir qué deben comprender a fondo y qué no. Si es necesario profundizarán en algo en particular, pero no en todo.

Debe existir un equilibrio entre la práctica y el conocimiento, los triunfadores no son necesariamente los que tienen más conocimiento. Probablemente había muchos sabios ingenieros que sabían mucho más de circuitos de computadoras que Steve Jobs, por ejemplo, solo que él fue más eficaz en aplicar lo que tenía y logró resultados.

A la hora de pensar en incorporar nuevos servicios, tecnología o explorar nuevas verticales de negocio, por ejemplo, la clave estará en tener la visión, conocer lo suficiente y contar con el equipo adecuado para concretarlo.

  1. Asumir la responsabilidad de lo que suceda

Ésta sin duda es otra creencia de líderes triunfadores. Sin importar que el resultado sea bueno a malo, ellos lo crearon, ya sea con acciones directas, influencias o pensamientos.  Más allá de que sea cierta o no, es una creencia muy poderosa el pensar que somos nosotros quienes generamos nuestra realidad y que siempre podemos modificarla y aprender de ella. Esto es lo que reportan muchas personas exitosas en distintos ámbitos.

Si no estamos convencidos de ser nosotros quienes creamos nuestras propias experiencias y resultados entonces estamos en manos de las circunstancias, del destino o como lo que queramos llamar. Sin querer nos transformamos en víctimas de lo que se vaya dando y pocas cosas pueden generar tanta ansiedad y miedo como estar a la deriva.

Asumir la responsabilidad es sin duda una característica de personas poderosas y maduras, nos permite cambiar las acciones para para obtener resultados diferentes. Nos permite ser el capitán del barco, tomar con firmeza el timón y dirigirlo hacia donde queremos ir, sabiendo que en el camino podremos tomar decisiones que tal vez no generen los resultados que esperamos, pero que al final del día fueron nuestras decisiones, nos responsabilicemos de lo sucedido y aprendamos para futuras elecciones.

  1. No hay éxito que permanezca en el tiempo sin compromiso

Las personas que han triunfado creen en el poder de la dedicación y compromiso. Con certeza una de las cualidades de líderes triunfadores es la perseverancia.

Anthony Robbins propone una fórmula del éxito definitivo: tener claro el resultado que se quiere, modelar al mejor en aquello que queremos lograr, tomar acción, mantente alerta para medir y saber por dónde vas, realiza los ajustes necesarios y mejora hasta lograr la meta. En lo personal, ésta ha sido un a formula que me ha ayudado mucho a lo largo de mi vida. Como dicen por ahí: cambia el plan, pero no la meta.

Es cierto que el talento es muy importante y también lo es el nivel de entrega, qué tan dispuestos estamos a pagar el precio de lo que sea necesario hacer para lograr lo que queremos.

  1. Nuestro mayor recurso es el capital humano

La mayoría de los grandes triunfadores tiene un gran respeto y valora a las personas. Ellos poseen espíritu de equipo y de unidad. La clave para triunfar pasa por establecer un equipo de alto desempeño que funcione bien en todos los sentidos.

Se logran grandes resultados cuando se respeta y potencia a las personas en lugar de tratar de manipularlas. La gran mayoría de empresas triunfadoras se caracterizan por tratar a su personal con respeto dignidad, en acciones concretas y no solo en palabras y discursos motivantes carentes de congruencia como puede pasar en muchas empresas.

Decir que tratamos a la gente con respeto y que nos importa con certeza no es lo mismo que hacerlo. Los triunfadores saben que para lograr grandes resultados necesitan de un equipo, solos no podrían. Creen fuertemente en NOSOSTROS es más fuerte que YO.

Dedican tiempo de calidad a sus equipos con genuino interés por los seres humanos que lo integran y manteniendo siempre presente la filosofía ganar – ganar.

Éstas son algunas de las creencias recomendadas que en general ayudan a la excelencia. Hay muchas más sin duda alguna, lo importante es tener en cuenta que el éxito deja pistas y considerar que conocer creencias y filosofías de personas exitosas nos puede ayudar.

Estudia a los que han triunfado, descubre las creencias que impulsaron sus capacidades para emprender acciones eficaces y excelentes resultados.

Si las creencias antes mencionadas han ayudado a muchos, también te pueden ayudar a ti.

Laura Amelia Santín – Les Mills México & SA


Laura Santin

Body Systems México | [email protected]

Body Systems México | [email protected]