Siete razones por las que no hay sustituto para los gimnasios

Siete razones por las que no hay sustituto para los gimnasios

Una nueva encuesta de IHRSA, realizada por Kelton, muestra que los consumidores estadounidenses de fitness están esperando la oportunidad de reanudar su rutina de ejercicios en los gimnasios.

En el pico de la pandemia, casi todos los gimnasios fueron cerrados en Estados Unidos. Datos del Consejo de Actividad Física revelaron que aproximadamente la mitad de los estadounidenses registraron una disminución en la práctica de actividad física mientras los gimnasios estuvieron cerrados. Y, en la misma línea, el 57% de los usuarios de gimnasios en Estados Unidos dijo haber estado menos activo durante el cierre de instalaciones.

COVID Era Fitness Consumer, el nuevo informe de IHRSA, realizado en colaboración con Kelton, muestra que para los consumidores no existe un sustituto perfecto para sus gimnasios. Y aquí describo las siete razones que lo explican:

1. Los usuarios extrañan sus gimnasios, más que otros espacios públicos.
Durante los cierres de gimnasios, casi todos -el 95%- los usuarios se perdieron al menos un aspecto de estar físicamente en su gimnasio. Una mayoría significativa –el 59%- dijo que extrañaba mucho sus gimnasios y centros de fitness.

En general, lo único que los usuarios indicaron que extrañaban más que sus gimnasios fue visitar a sus seres queridos (65%). Otras respuestas que aparecieron son: no asistir a conciertos o juegos (55%), bares o restaurantes (51%) o ver películas en cines (46%).

2. Los gimnasios brindan la variedad de ofertas que los consumidores necesitan para alcanzar sus objetivos en materia de aptitud física.

Si bien algunos estadounidenses se adaptaron a hacer ejercicio de forma independiente en sus casas o al aire libre durante el cierre de las instalaciones, para la mayoría de ellos, estas alternativas no podían reemplazar la actividad física que realizan en sus gimnasios.

Más de la mitad –el 54%- dijo extrañar la rutina de ir a su gimnasio, y el 51% manifestó que extrañó la variedad de entrenamientos en los que pueden participar mientras están allí. Por esos motivos, los usuarios manifestaron que esperan volver a utilizar sus gimnasios para alcanzar sus metas personales de bienestar y acondicionamiento físico.

3. Para los usuarios, los gimnasios desempeñan un papel fundamental en la gestión del estrés y en su bienestar mental.

El nuevo informe de IHRSA señala que una importante mayoría de usuarios –el 63%- se siente más estresada ahora que a principios de año, antes del cierre de gimnasios.

Varios factores pesan en la mente de los miembros de gimnasios:

-El 76% se siente ansioso por su salud en general;
– El 65% está estresado por la economía del país;
– El 58% está preocupado por las elecciones presidenciales de Estados Unidos;
– El 49% está preocupado por su sistema inmune;
– Y el 39% está preocupado por la desigualdad racial.

Aunque muchas preocupaciones pesan sobre los usuarios de gimnasios, aquellos que han regresado a ejercitarse dentro de las instalaciones tienen menos probabilidades de sentirse tan preocupados como aquellos que aún no han reanudado sus rutinas en los gimnasios.

Aproximadamente el 61% de los miembros actuales de gimnasios dijo sentirse más estresados ​​ahora que a principios de año. Pero ese porcentaje se eleva al 68% entres las personas que cancelaron su membresía debido al COVID-19 y que no se han reincorporado aún a los gimnasios.

Además, el 54% de los que no han usado su gimnasio desde que estos fueron cerraron tienen más probabilidades de estar preocupados por su sistema inmune, mientras que se ese porcentaje se reduce al 44% entre quienes ya han regresado a los gimnasios tras los cierres.

4. La mitad de los miembros no están contentos con la interrupción de sus rutinas de ejercicios causada por el cierre de gimnasios.

Durante los cierres relacionados con la pandemia, una abrumadora mayoría de usuarios de gimnasios admitió que su rutina había cambiado (85%). La mayoría salió a caminar o correr al aire libre con más frecuencia (53%), mientras que algunos eligieron ver videos de ejercicios en casa (33%) y otros compraron equipos de gimnasia (29%).

Más de la mitad de lo usuarios–el 54%- siente que su nuevo régimen de ejercicios es menos desafiante, menos consistente (53%) o simplemente peor (51%) que su rutina anterior. Y aquellos que no han regresado a su gimnasio desde que éste reabrió tienen más probabilidades de sentirse insatisfechos (54%) que aquellos que han regresado (44%).

5. Los consumidores extrañan la comunidad de los gimnasios.

Aproximadamente dos de cada cinco miembros extrañan hacer ejercicio con otras personas (42%), mientras que más de un tercio extraña el sentido de comunidad que conlleva pertenecer a un gimnasio (36%). Uno de cada cuatro admite que extraña que alguien los anime (24%) y uno de cada cinco extraña a su entrenador personal y / o instructor (22%).

Quizás para compensar la falta de sus gimnasios, varios miembros se unieron con amigos, familiares y colegas en un esfuerzo por mantenerse activos mientras sus centros estaban cerrados. Más de la mitad indicó que con esos vínculos se motivaron mutuamente para mantenerse activos durante la pandemia (53%). Casi un tercio incluso ha participado en un desafío de fitness online (31%).

6. Tener una membresía en un gimnasio está relacionado con las metas personales que los usuarios desean alcanzar.

Para los miembros, la pertenencia a un gimnasio está ligada a las metas personales que esperan lograr, como mantener la salud en general, aumentar la inmunidad y relacionarse con su comunidad.

La mayoría va al gimnasio para mantener su salud general (70%) y fortalecerse (55%). Otros buscan mejorar la flexibilidad (48%) o desarrollar músculo (48%), y muchos usan el gimnasio para estimular su estado de ánimo (49%). Otro segmento significativo utiliza sus gimnasios para mantener (47%) o perder peso (46%).

7. Una gran mayoría de usuarios confía en los protocolos de seguridad que han implementado sus centros de fitness.

Nueve de cada 10 miembros que han regresado al gimnasio desde que reabrió expresan total confianza en las precauciones de seguridad y los procedimientos de limpieza (88%). Los consumidores confían en sus gimnasios para crear un entorno limpio y seguro y están satisfechos con las medidas que ya se han tomado, lo cual les ha permitido a muchos volver a sus rutinas de ejercicios con confianza.

Más de dos tercios de los miembros son conscientes de las medidas de seguridad que está tomando su gimnasio como parte de sus estrategias de reapertura (69%) y el mismo porcentaje manifestó sentirse confiado de los protocolos que su gimnasio está poniendo en práctica.

Este nuevo informe COVID Era Fitness Consumer pone de manifiesto lo importantes que son los gimnasios para sus miembros, que claramente extrañaron asistir a sus instalaciones mientras éstas se mantuvieron cerradas. Ahora, más que nunca, los gimnasios desempeñan un papel esencial en la promoción de la aptitud física, la salud mental y el bienestar general.


Melissa Rodriguez

Gerente senior de investigación de IHRSA. MBA – Boston, Massachusetts, EEUU. www.linkedin.com › melissarodriguez2

Gerente senior de investigación de IHRSA. MBA – Boston, Massachusetts, EEUU. www.linkedin.com › melissarodriguez2