En Yucatán, algunos municipios ordenaron el cierre de gimnasios

En Yucatán, algunos municipios ordenaron el cierre de gimnasios

Tras la ola de nuevos contagios de Covid-19, algunas ciudades del Estado de Yucatán han tomado medidas estrictas. En Dzidzantún y Tixkokob, los gimnasios y espacios de entrenamiento estarán cerrados por quince días inicialmente. En otros lugares, como Mérida, los gimnasios pueden funcionar pero restricciones de aforo.

 

En Dzidzantún, desde el primer día de febrero está prohibida cualquier tipo de actividad deportiva en espacios cerrados. Gimnasios, centros de Karate, Danzas, Zumba o cualquiera disciplina que implique aglomeraciones quedó suspendida. No obstante, están habilitadas las actividades individuales al aire libre como ejercicios o caminatas. Esta medida se extenderá inicialmente hasta el 14 de febrero, cuando revaluarán el curso de la pandemia.

En Tixkokob, las medidas son similares ya que “las cifras de contagios y fallecimientos son preocupantes”. Desde el 31 de enero pasado, los centros de entrenamiento en general, y cualquier espacio que no sea catalogado como esencial por el Estado, deben mantener cerradas sus puertas y solamente se pueden realizar actividades individuales. La medida no tiene fecha de finalización, ya que las autoridades lo definirán según el curso epidemiológico.

 

“En nuestro caso y por el tema de la pandemia tuvimos que tener un aforo limitado de máximo 8 personas porque así lo permite el semáforo en México”, explica Manuel Fuentes, propietario de Hiit Fit Yucatán en Mérida, junto a Leticia Castrejón. Los centros de entrenamiento en esta ciudad funcionan con un aforo del 50%, y así será hasta que cambie el semáforo. Los usuarios tienen que reservar una cita para poder concurrir.

 

Este gimnasio en particular está abierto de 6.00 a 10.00, por la mañana, y de 18.00 a 22.00, por la tarde/noche. “Estamos manteniendo los horarios pico para que nos sea más rentable estar abiertos, porque tuvimos que reducir costos para hacer frente a los gastos”, explica Fuentes.  Antes del inicio de la pandemia manejaban un número de 100 socios, mientras que actualmente están funcionando solamente con 30 a 40 usuarios.

 

“Los clientes no están yendo a pesar de que ya pagaron la anualidad”, señala. Según Fuente, “en México 3 de cada 10 gimnasios tuvieron que cerrar por la crisis económica”. El Estado divide la situación de emergencia según el salario mínimo de cada región. Yucatán es una zona C y se estima que allí 5 de cada 10 gimnasios cerraron a causa de la pandemia.