En Tijuana, los gimnasios retomaron sus actividades con un aforo permitido del 25 por ciento

En Tijuana, los gimnasios retomaron sus actividades con un aforo permitido del 25 por ciento

Los gimnasios de Tijuana volvieron a abrir el pasado viernes con un aforo máximo permitido del 25%, según los protocolos sanitarios de la Secretaría de Salud de Baja California. Por otro lado, este organismo estatal no fijó restricciones horarias de funcionamiento para los gimnasios e informó que los eventos deportivos profesionales se podrán realizar sin público.

“Trabajaremos por turnos para evitar las aglomeraciones y cada turno tendrá entre 60 y 90 minutos. Mientras que en horarios de baja concurrencia, los socios podrán permanecer hasta dos horas”, comenta Mauro Figueroa, propietario del gimnasio Apolo. “Seguiremos estrictamente los protocolos”, garantiza Miguel Reyes, dueño de Reyes Gym.

 

En la opinión de Figueroa, “esta apertura es muy oportuna porque hay muchas personas en la población de Tijuana que llevan un tipo de vida fitness. Y con los gimnasios cerrados, esas personas salían a ejercitarse a las calles, donde no existen protocolos sanitarios ni hay áreas sanitizadas y controladas por profesionales de la actividad física”.

 

“Los protocolos que nosotros seguimos en los gimnasios son los más estrictos”, asegura. Y en esta línea añade: “Utilizamos tapetes sanitizantes en la entrada, chequeamos la temperatura con termómetro infrarrojo y tenemos líquido para desinfectar las manos con una mezcla de 70% alcohol, 10% antiséptico, 10% un desengrasante y 10% de glicerina”.

 

“Además –prosigue- les hacemos una pequeña encuesta y las personas que han tenido algún tipo de enfermedad respiratoria deben verificar que sus niveles de oxigenación estén por arriba del 92%”. Por su parte, Reyes remarca: “Nuestros clientes no deben venir con síntomas de gripe ni enfermos y tampoco se aceptan niños menores de 12 años”.

“Esperamos poder recuperarnos de esta crisis que provocó la pandemia y seguir trabajando duro. El gimnasio es la fuente de ingresos de mi familia”, dice Reyes. “Con el Covid-19 hemos visto un alza en la cantidad de personas que buscan ejercitarse, porque ahora tienen la necesidad de fortalecer su sistema inmunológico”, concluye Figueroa.