En Quintana Roo los gimnasios sólo pueden operar al aire libre y hay multas por incumplimiento

En Quintana Roo los gimnasios sólo pueden operar al aire libre y hay multas por incumplimiento

En el estado de Quintana Roo los gimnasios, por ahora, solo pueden operar al aire libre con un aforo del 30% y deben cumplir con las medidas sanitarias de distanciamiento y limpieza correspondientes. Los usuarios, por su parte, sólo pueden ejercitarse por una hora y media como máximo. Hasta el momento, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha suspendido por incumplimiento a 183 establecimientos.

En Quintana Roo, la emergencia sanitaria con sus respectivas restricciones están bajo el color naranja. Hace dos semanas rige el estado de emergencia, aunque anteriormente el semáforo estaba en amarillo con gimnasios abiertos con un aforo del 50%. Hoy, como no hay restricción horaria de funcionamiento, algunos gimnasios optan por trabajar las 24 horas.

En Cancún, son pocos los gimnasios que pueden operar al aire libre. “Antes de este semáforo, podíamos trabajar normalmente, ahora estamos en una nueva normalidad con todo el protocolo correspondiente”, explica Denis Ruiz, Personal Trainer Certificado de Golden’s Gym. Su empresa es una de las pocas de la ciudad que ha logrado continuar con sus actividades, ya que posee un espacio para entrenamientos en exteriores.

“De esta manera, no pueden trabajar todos, puesto que no tienen un lugar amplio y abierto para meter sus aparatos y sus usuarios”, explica Ruiz. Cuenta que algunos gimnasios lograron subir sus elementos a azoteas o sacarlos a estacionamientos y plazas. Sin embargo, señala lo complejo que es trasladar los equipos. “En Cancún, hay solo tres o cuatro gimnasios operando al aire libre, con una buena respuesta de sus socios”, asegura.

“Estamos con incertidumbre ya que no tenemos una fecha exacta de regreso”, explica José Roberto Poot Bejarano, dueño e instructor de Forza Gym. Además, dice que es imposible que todos los gimnasios puedan funcionar de esta forma, ya que están diseñados para operar en espacios amplios pero cerrados. “Solo el 1% de los gimnasios tiene un área para trabajar de esta manera (al aire libre)”, asegura.

“Las sanciones de la Cofepris (por incumplimiento de la normativa) van desde la suspensión temporal del negocio a la aplicación de una multa de 150 a 200 unidades de medida de actualización. En pesos equivale entre 12 mil a 17 mil”, explica Ruiz. A su vez, comenta que en el caso de reincidir, las clausuras son inevitables. Del mismo modo, asegura que ha visto “excesivas multas, clausuras o cierres permanentes”.