En Nuevo León, el dueño de un gimnasio abrió una taquería saludable para sobrevivir

En Nuevo León, el dueño de un gimnasio abrió una taquería saludable para sobrevivir

Para sobrevivir a la crisis, un gimnasio de Nuevo León abrió, inicialmente, una taquería en su sede, que luego se convirtió en restaurante y combinó una propuesta de alimentación fit con entrenamiento físico. Stronger Gym y Fit Food se ubican en Avenida Las Torres 220 y 222 en Colonia Paseo del Prado, en el municipio de Juárez del estado de Nuevo León.

Stronger Gym estuvo cerrado por ocho meses a causa de la pandemia hasta que su dueño, Iván Vélez, decidió empezar a vender comida y convirtió la propuesta en una fusión. El área gastronómica se incorporó de forma permanente como un servicio más del gimnasio. En Fit Food se ofrecen tacos, batidos e incluso cuentan con un menú «fit» para sus miembros.

«La pandemia me afectó muchos. Dependía 100% del gimnasio y me quedé sin ingresos. Nos abrieron a mediados de septiembre y trabajamos seguido durante octubre, noviembre y diciembre. En enero nos volvieron a cerrar un mes más, luego nos dieron apertura normal y hoy estamos trabajando con aforo controlado del 70%», explica Vélez.

“Decidí combinar mi gimnasio con el negocio de la taquería porque no tenía en claro cuándo podría reabrir. Los cierres eran muy largos y pensé que esto iba para rato, así que tuve que hacer algo”, explica Vélez. “En el tercer mes de cierre decidí abrir el negocio de comidas para mantener vivo el gimnasio, ya que no podía solventar los gastos”, añade.

Stronger Gym ofrece clases de box, cardio y un área de pesas. Está abierto de 6.00 a 22.00 horas y su cuota mensual cuesta $350 pesos mexicanos. “Las expectativas son buenas, nos va muy bien. Vamos progresando poco a poco porque ya estamos operando con normalidad”, asegura.  Actualmente este gimnasio tiene aproximadamente 100 socios y 5 colaboradores.

“En la taquería ofrecemos comida fit y hacemos planes de alimentación para los atletas”, detalla Vélez. Fit Food abre de lunes a jueves de 8.00 a 16.00 horas. Mientras que de viernes a sábado operan de 8.00 a 00 horas. “Ahora tenemos un negocio e ingreso diferente, que nos permite seguir creciendo”, concluye Vélez.