En Nuevo León, algunos gimnasios cerraron por la falta de agua

En Nuevo León, algunos gimnasios cerraron por la falta de agua

En Nuevo León, algunos gimnasios cerraron por la falta de agua. Muchos de los centros de Monterrey advirtieron a los clientes sobre el desabasto de agua y otros cerraron al no soportar los gastos.

El mes pasado, el acueducto «El Cuchillo» tuvo una fuga histórica que alcanzó los 600 litros de agua perdida. Al mismo tiempo, en Coahuila, las autoridades llaman a que los ciudadanos cuiden el agua para no estar en la misma situación.

“El desabastecimiento del agua hizo que disminuyera la clientela en los gimnasios que brindaban servicios de regaderas y vapor; esto fue una dificultad para generar ingresos y cubrir gastos”, dice López y añade: “Los gimnasios de cadena también se vieron afectados”.

“El regreso a la normalidad implica el cobro completo de rentas y gastos en general, y muchos negocios no lograron cubrirlo en tiempo y forma. A esto se le suma la falta de servicio de agua”, asegura López.

“La situación en Nuevo León llevó a la quiebra a muchos gimnasios, es algo que se veía venir”, menciona Daniel López, presidente de la Asociación de Gimnasios Unidos del Estado de Nuevo León.

Por su parte, Juan Carlos Serrano, dueño de Best Time Fitness, cuenta: «Hoy en día casi todos los gimnasios tenemos tinacos o cisternas para guardar agua pero la debemos de cuidar, por lo que cancelamos las regaderas y cuartos de vapor», y añade: «Actualmente el gobierno del estado estuvo haciendo pozos profundos para obtener agua del subsuelo. Esperamos las lluvias próximamente, pero fueron meses de mucho calor, con temperaturas de 39 a 44 grados».

«En los gimnasios  ofrecemos el servicio completo hasta las 11 AM y después de esa hora solo tenemos agua para sanitarios y lavados», dice Serrano y concluye: «Otro asunto complicado en los gimnasios fue ofrecer agua potable para vender a los clientes ya que no se encuentra fácilmente. Estamos seguros vamos a salir adelante pronto».

«Mi negocio está en planta alta, en el segundo piso y no llega el agua. Tenemos tinaco, pero no sube para nada», comenta Jeniffer Ruiz De Vega, dueña de Power House Gym . «Desde que empezó esta situación literalmente no tengo agua, tenemos que andar acarreando para abastecer un poco los baños que aún estando suspendidos. La gente usa y hay que limpiar y desinfectar los espacios», finaliza.

A su vez, el Ejército Nacional envió pipas de agua al estado. Se distribuirá en la zona conurbada: San Nicolás de los Garza, Pesquería, Juárez, Monterrey, Apodaca, Salinas Victoria, Escobedo, García, Guadalupe y Santa Catarina.