En California, los gimnasios ya pueden operar indoor solo con servicio personalizado

En California, los gimnasios ya pueden operar indoor solo con servicio personalizado

La semana pasada el estado de California, en Estados Unidos, canceló el confinamiento total tras siete semanas de duras prohibiciones. A partir de esta medida, los gimnasios podrán prestar servicios personalizados indoor y seguir operando al aire libre. Esta reapertura es parcial, puesto que las actividades comerciales siguen con restricciones puertas adentro.

 

Esta medida impacta en las zonas del área de la bahía al norte, donde está San Francisco, el sur (con Los Ángeles) y el Valle de San Joaquín. Desde el 27 de noviembre, los gimnasios de San Francisco fueron autorizados a trabajar outdoor con uso obligatorio de mascarilla y espacios sectorizados donde solo 12 personas podían estar al mismo tiempo.

 

“California ha dado indicaciones sobre cómo operar en el tier purple, pero también les dio libertad a los condados para decidir sobre sus propias restricciones”, explica David Iborra director de ventas de Fitness SF. El horario de apertura para gimnasios al aire libre es 5.00 y el de cierre se redujo hasta las 21.00 horas, con clases grupales canceladas.

 

“Estamos abriendo los gimnasios indoor sólo para personal training”, cuenta Iborra. Porque la capacidad permitida es dos personas (entrenador/cliente) por planta. Si el gimnasio cuenta con una sola planta, su capacidad dependerá de los metros cuadrados que tenga. “Esto no es demasiado práctico para los gimnasios medianos y grandes”, opina Iborra.

 

Sobre sus expectativas de mediano plazo, Iborra reconoce que predecir el futuro es difícil. «Cabe pensar que debido a las vacunaciones y una vez que vayamos avanzando, difícilmente retrocedamos», dice. «Se habla de que para junio estaremos ya a un 80% de nuestra capacidad, pero en lo personal creo que alcanzaremos esa cifra recién en octubre”, agrega.

 

En Fitness SF le dan a cada cliente al llegar un desinfectante y se le solicita limpiar los equipos antes y después de usarlos. Por otro lado, el uso de mascarilla es obligatorio y cada socio debe respetar los dos metros de distancia. «Aunque no se ha comunicado oficialmente aún, se comenta que en marzo pasaremos al tier rojo, ya con un 20% de aforo», concluye.