El estado de Jalisco autorizó la reapertura de gimnasios con un aforo del 50%

El estado de Jalisco autorizó la reapertura de gimnasios con un aforo del 50%

La semana pasada, el Estado de Jalisco autorizó la reapertura de gimnasios con un aforo del 50%. Los centros de fitness estaban cerrados desde el 16 de enero a raíz del aumento de casos de Covid-19 y de hospitalizaciones. Los protocolos de reapertura contemplan la solicitud previa de turno por parte del usuario y la limpieza y desinfección de máquinas e instalaciones.

A pesar de estar todavía en semáforo rojo, Jalisco autorizó a reabrir los centros de fitness con aforo reducido. “Las medidas que debemos respetar son las que ya teníamos desde el inicio de  la pandemia, tapete sanitizante al ingresar al establecimiento, control de la temperatura, gel antibacterial y distanciamiento”, explican desde Medusa CrossFit.

Antes de esta autorización, representantes de gimnasios auto-convocados se había reunido con el gobernador, Enrique Alfaro, para manifestarle sus reclamos. “Las expectativas son altas, esta reapertura es un desahogo”, asegura dice Héctor González, instructor de Vivo47 y DexFit, aunque reconoce que la limitación de aforo seguirá impactando negativamente en el sector.

Los usuarios deberán realizar su reserva de turno y tendrán un máximo de dos horas por sesión. “La adhesión de los clientes a los gimnasios en Guadalajara ha sido baja. Solo acuden quienes ya tienen el hábito del ejercicio”, explica González. Al respecto, desde Medusa CrossFit aseguran: “Previo a la pandemia, teníamos hasta 24 socios por clase, ahora el número es mucho más bajo”.

“Aún con las medidas sanitarias, no hay confianza en los consumidores”, opina González. Actualmente, las autoridades de Jalisco realizan inspecciones en gimnasios para asegurar el cumplimiento de protocolos. Y desde el sector de gimnasios aseguran estar dispuestos a la implementación de una certificación sanitaria constante.

Entretanto, en Puerto Vallarta, los propietarios de centros de acondicionamiento físico pugnan para que sus servicios sean considerados esenciales. El sector se está organizando para elevar el pedido formal a las autoridades, no sólo en la ciudad, sino en todo el Estado de Jalisco y esperan con ansias su aprobación para volver a operar con normalidad respetando los protocolos.