El ejercicio físico es una de las principales fuentes de alivio del estrés, según una encuesta

El ejercicio físico es una de las principales fuentes de alivio del estrés, según una encuesta

Las actividades de cuidado personal pueden ayudar a reducir el estrés, y el ejercicio físico es una de las principales formas de aliviarlo. Así lo señaló el 75% de los participantes una encuesta online realizada en diciembre de 2020 por Vagaro, una plataforma de gestión empresarial y procesamiento de pagos en las industrias de belleza, fitness y bienestar.

El 28% de los encuestados dijo que hacer ejercicio al aire libre es una actividad para aliviar el estrés, mientras que el 24% dijo que hacer ejercicio físico en las instalaciones de un gimnasio los alivia. Sólo otras dos actividades ocuparon un lugar más alto en la lista: rituales de spa en casa (40%) y hacerse manicura/pedicura (30%).

Según esta encuesta, el 73% de los estadounidenses fueron más conscientes en 2020 de la necesidad de cuidados personales y el 71% dijo que la sociedad priorizará colectivamente el autocuidado en los próximos cinco años debido a los eventos ocurridos en 2020. El 69% de los encuestados planea hacerse más autocuidados en 2021 que el año pasado.

En 2020, la persona promedio tenía 65 minutos por semana dedicados al autocuidado, pero el 45% de los encuestados cree que tendrá más tiempo para esa tarea en 2021. Un tercio estaría dispuesto a mudarse (35%), vender un objeto personal (33%) o incluso renunciar a su comida favorita (30%) para poder disponer de más tiempo para el autocuidado.

 “Es interesante considerar los resultados de la encuesta ya que demuestra que la población en general comienza a tener cada vez mayor registro y conciencia sobre los beneficios de la actividad física. En este caso puntual para aliviar el estrés”, comenta Germán Pepi, licencia en Psicología y especialista en Psicología del Deporte y la Actividad Física.

“Para poder disminuir el estrés -sostiene- existen diversas estrategias de afrontamiento. Una de ellas, es tener un adecuado conocimiento de los recursos propios para hacer frente a las demandas de la situación. El autocuidado implica tener mejores recursos propios y, siendo consciente de los mismos, es una manera de prevenir el estrés”.

Por su parte, Mauro Farina, psicólogo especializado en deporte, aporta: “Coincido en que la actividad física ayuda en la reducción del estrés y también al organismo en general, porque favorece los mecanismos de recuperación, mejora la circulación sanguínea y la oxigenación del cerebro. En definitiva, el ejercicio mejora la función cardiorespiratoria”.

“Si hablamos más a nivel cognitivo –continúa-, con todo lo que se refiere a un exceso de la actividad mental, sin duda alguna la actividad física, como algo más recreativo, te permite la desconexión con los problemas cotidianos, favorece a un mejor equilibrio mental y atenúa las posibles sobrecargas que nuestra mente pueda sufrir”.