Con al menos un 30% de los gimnasios en quiebra, se agrava la crisis del sector en Nuevo León

Con al menos un 30% de los gimnasios en quiebra, se agrava la crisis del sector en Nuevo León

En Nuevo León, los gimnasios están cerrados desde año nuevo y mientras el sector reclama por su reapertura, la crisis se agrava. “El 30% de los gimnasios ya no está, desaparecieron y con esta nueva restricción otro 10%  va a cerrar”, asegura Daniel López, presidente de La Asociación de Gimnasios Unidos del Estado de Nuevo León (AGUENL).

Las restricciones sanitarias por el Covid-19 llevaron a que los gimnasios estuvieran cerrados gran parte de 2020. En septiembre se otorgaron habilitaciones con un aforo del 30%. Sin embargo, hacia fines de año volvieron a prohibir su funcionamiento. Sólo durante 2020, según datos de la AGUENL, cerraron 960 gimnasios en este estado.

 

“Más que nada, los problemas son los trabajadores que dependen de estos negocios”, dice López. A raíz de esta crisis, unos 32 mil empleados directos y unos 25.600 indirectos se vieron afectados económicamente. De todas formas, según López, siempre buscan la manera de sobrevivir. «En casos particulares, hemos rentado aparatos y bicicletas y muchos han cambiado de giro», cuenta.

 

Desde la AGUENL comentan que hay profesionales que enfrentan problemas en la Justicia con clientes que los demandaron por incumplimiento. «La situación en Nuevo León ha sido muy dramática e injusta. Hemos seguido los protocolos al pie de la letra», enfatiza. Y mientras el sector de gimnasios reclama en las calles, otros rubros están habilitados sin control.

López dice que la apertura de los gimnasios es fundamental para la salud de la población. «El ejercicio es el remedio contra la obesidad, la diabetes, la hipertensión y el stress», remarca. «Ejercitándote regularmente logras tener un buen sistema inmunológico”, añade.

 

El Clúster de la Industria del Entretenimiento, Deporte y Alimentos (CIEDA) exigió al gobierno estatal que dé luz verde para reabrir los negocios de inmediato, presentando un oficio para pedir una audiencia con el gobernador Jaime Rodríguez Calderón. A la vez, representantes de CIEDA y AGUENL se manifestaron clausurando la Estación Cuauhtémoc del Metro.