A partir de hoy, los gimnasios de CDMX pueden dictar clases grupales

A partir de hoy, los gimnasios de CDMX pueden dictar clases grupales

Con el avance, a partir de esta semana, de la Ciudad de México a semáforo epidemiológico verde, por primera vez desde el inicio de la pandemia, los gimnasios pueden comenzar a ofrecer clases grupales con un máximo de 10 participantes tanto en espacios abiertos como cerrados. El aforo máximo seguirá siendo del 50%, con un mínimo de 15m2 por persona.

“En los lineamientos no se especifican horarios de atención, pero en la conferencia del Gobierno dijeron que se puede operar 24 horas a partir de este lunes”, afirma Juan Carlos Melín, representante de la CANAGYM CDMX. “Ahora, con estas medidas, esperamos un aumento en el número de usuarios y de las ventas”, destaca.

“Podremos recuperarnos –prosigue- siempre y cuando el resto de las actividades económicas estén activas, se genere más empleo y mejore la seguridad”. En esta línea Melín remarca: “Si no se retrocede y se logra vacunar al 80% de la población, quizás en dos años estaremos hablando de una recuperación del nivel de ingresos que teníamos antes de la pandemia”.

Al respecto, Alfonso Sesma Campos, propietario de Axion Fitness, dice: “La gente ya tiene más confianza de asistir a nuestras instalaciones. Además cada vez más personas son conscientes de que necesitan mantenerse en movimiento para tener una buena salud física, mental y emocional”.

Sobre la autorización para dictar clases grupales, Sesma Campos opina: “Son importantes, porque en esas clases la gente encuentra diversión, distracción y ejercicio al mismo tiempo, lo que les permite reducir el estrés que traen sus casas y el trabajo”. No obstante, el propietario de Axion Fitness cree que “la recuperación será muy lenta y difícil”.

La ciudad de México estuvo en semáforo amarillo las últimas cuatro semanas. “Seguiremos insistiendo ante el gobierno para que reconozca a nuestra industria como parte del sector de la salud y como una actividad esencial. Necesitamos que nos den certezas jurídicas para evitar más quiebras por las deudas contraídas durante y a causa de la pandemia”, finaliza Melín.