UK Active alentó a los médicos a derivar pacientes a gimnasios

UK Active alentó a los médicos a derivar pacientes a gimnasios

El Instituto de Investigación Activa del Reino Unido, UK Active,  recomendó al gobierno inglés alentar, y facilitar, que los médicos y otros profesionales de la salud  deriven a sus pacientes a instalaciones de acondicionamiento físico para reducir la presión sobre el sistema de salud.

En un informe presentado el 12 de enero  UK Active pide que los clubes de salud, centros de ocio, gimnasios y piscinas atiendan a más personas a través del mecanismo de prescripción social.

El informe se titula Liderando el cambio: prescripción social dentro del sector del fitness y el ocio. En el se detallan cuatro recomendaciones claves para desarrollar y hacer crecer la prescripción social.

Estas incluyen crear conciencia sobre el papel de las instalaciones de actividad física y las oportunidades de prescripción social que ofrecen en el manejo de las condiciones de salud de las personas a largo plazo.

Pide que se conecten más instalaciones de ocio a las redes comunitarias existentes, para  brindar más oportunidades de asociaciones intersectoriales. La prescripción social conecta a las personas con el sector del fitness, en función de lo que les interesa, y ayuda a abordar los problemas que afectan su salud y bienestar.

Trabajando junto con los médicos de cabecera, los enlaces de prescripción social conectan a las personas con actividades como grupos de fitness, natación, caminar, bailar y correr. Deciden según lo que le guste a la persona y lo que la beneficiará.

Según un  modelo predictivo de crecimiento de UK Active,  con medidas de apoyo del gobierno, la membresía de gimnasios, piscinas y centros de ocio podría sumar a un 20% de la población del Reino Unido para 2030.

En el informe se pide además  que la medición de la prescripción social en todo el sector se alinee con el marco de resultados comunes del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra.

Para Huw Edwards, director ejecutivo de UK Active, el sector del fitness y el ocio ya desempeña un “rol importante” en la atención médica comunitaria al brindar rehabilitación de COVID-19, afecciones cardíacas, pulmonares y musculoesqueléticas, además de brindar el 66% de servicios de prehabilitación y rehabilitación del cáncer.

En  Reino Unido existen  más de 7000 gimnasios, piscinas, centros de fitness y ocio. Esta infraestructura, que abarca al sector público y el privado,  facilita una amplia gama de oportunidades de participación en la actividad física de la comunidad, desde nadar en balnearios locales, hasta clases de rehabilitación en centros de ocio comunitarios.

“A medida que nuestro servicio de salud se ve sometido a presiones mayores y crece la acumulación de tratamientos, es esencial que analicemos de manera diferente cómo se podría realizar la actividad física relacionada con la atención médica en los gimnasios y centros de ocio dentro de nuestras comunidades”, dice Edwards.

Y remarca: “Publicamos este informe en un momento crítico para el futuro de la salud, la felicidad y el bienestar de nuestra nación y debemos asegurarnos de que todos los gimnasios, piscinas y centros de ocio reciban apoyo para sobrevivir a la actual crisis financiera a fin de cumplir su función esencial en la salud preventiva”.

Para James Sanderson, director ejecutivo de la Academia Nacional de Prescripción Social: “La actividad física se describe como una ‘droga maravillosa’ por la amplia gama de condiciones de salud que puede ayudar a prevenir o tratar. Pero para muchos, existen barreras para participar en actividades deportivas o de acondicionamiento físico. Ahí es donde la prescripción social puede marcar una diferencia real”.

Si quieres  descargar el informe Liderando el cambio: prescripción social en el sector del fitness y el ocio, has clic aquí: https://www.ukactive.com/reports/leading-the-change/