SG Gym abrirá una segunda sede en Lanús Oeste

SG Gym abrirá una segunda sede en Lanús Oeste

SG Gym mudará su sala de musculación a una segunda sede que se inaugurará en la localidad de Lanús Oeste a mediados de mayo. Los principales motivos son la falta de espacio y el deseo de darles a los clientes mayor comodidad. El actual centro, también situado en Lanús, se enfocará en clases de entrenamiento funcional y CrossFit.

“Con la mudanza queremos brindarle al socio un espacio más amplio y con mejores instalaciones. Donde estamos, hace casi 5 años, nos quedó chico y es hora de expandirnos. Además, así podremos agregar más maquinaria que tengo guardada y que no usamos por falta de espacio”, explica Sergio Díaz, director de SG Gym.

Con el objetivo puesto en volver a captar a la gente que dejó de ir a SG Gym por la falta de lugar, la nueva sede contará con una sala de musculación mucho más amplia y un segundo salón para actividades varias. Esto les permitirá recibir mayor cantidad de socios y a la vez seguir cumpliendo con los protocolos establecidos por el Covid-19.

“Si bien nos caracterizamos por preparar gente para competir, a nosotros nos busca mucho el público general, que tiene un objetivo concreto. Trabajamos con todos, desde la persona que se quiere formarse y arrancar en el culturismo, hasta el que compite en esta disciplina o el que solamente quiere bajar de peso”, explica Díaz.

El staff está compuesto por cuatro entrenadores, de los cuales dos son también nutricionistas. Con la ampliación, entre las expectativas de Díaz está sumar más entrenadores con el fin de “poder prestarle mucha atención a cada caso en particular y, al mismo tiempo, poder enfocarse en los atletas que compiten”.

En cuanto a protocolos les exigen a todos ingresar al establecimiento con mascarillas,  pasar por la alfombra sanitizante y desinfectarse las manos. En la recepción se les toma la temperatura y deben llenar una declaración jurada. Trabajan con cupos limitados, las máquinas están separadas y cuentan con una persona que desinfecta todo cada hora.

Actualmente, este gimnasio trabaja tanto de forma presencial como online. La reapertura la realizaron de manera lenta y progresiva, ya que sus clientes manifestaban inseguridad acerca de lo que podía pasar. “De a poco fueron viniendo y vieron que cumplíamos con el protocolo. De esa forma, la gente se sintió más segura” agrega.

“No quiero dejar de agradecer a todo mi equipo de trabajo por apoyarme. Estuvimos cerrados más de siete meses y todavía hay muchos gimnasios que no pudieron reabrir. Tenemos que fomentar el deporte para que la gente no le tenga miedo; porque los gimnasios demostramos que somos seguros”, finaliza Díaz.