Septiembre fue un buen mes para los gimnasios españoles

Septiembre fue un buen mes para los gimnasios españoles

Septiembre fue un buen mes en la recuperación del sector de gimnasios en España. Según el índice global del informe mensual que elabora Fitness KPI, el sector tuvo una mejora de 12 puntos porcentuales, alcanzando el mes pasado una recuperación del 74%, el nivel de recuperación más alto desde la reapertura de gimnasios en ese país.

El indicador de ALTAS recuperó la senda de los meses pre-verano (europeo), con un número de altas superior al mismo mes pre-pandemia. “En septiembre hemos tenido un 12% más de altas que el mismo mes antes del Covid-19”, destaca el consultor español Pablo Viñaspre, director de Fitness KIP.

“A pesar de que es un buen dato –prosigue Viñaspre- y de que nos acerca a la recuperación completa, no deja de ser un valor algo por debajo de lo que se podía esperar. Con todos los socios que se han perdido, podríamos pensar que un 12% más de altas es un valor bajo, pero debemos esperar a ver qué pasa en octubre”.

Las BAJAS, por su parte, tuvieron un ligera suba, pasando del 96% al 100%, lo que significa que se iguala el volumen de bajas del último septiembre antes de la pandemia. “Al estar el número de socios todavía un 26% por debajo de pre-pandemia, el hecho de que las bajas estén al 100% significa que el ratio de deserción es todavía algo elevado”, explica.

En esta línea, el consultor opina que “es importante buscar estrategias para reducir este indicador, ya que si no se retiene a los clientes que van entrando, la repercusión positiva de las altas se minimiza”. Esto es lo que ocurrió en septiembre, ya que a pesar de que el número de SOCIOS subió (al 74%), solo lo hizo en 2 puntos porcentuales.

Es positivo sin embargo, según destaca Viñaspre, que “el 74% de recuperación en socios es el valor más alto que hemos tenido hasta ahora”. Por su parte, los ACCESOS bajaron del 88% al 82%, “lo que nos hace pensar que el nivel de accesos por socio, aunque todavía sigue elevado, se va normalizando progresivamente”, añade el consultor.

Por último, el dato más preocupante es que los INGRESOS se mantienen constantes y no mejoran. “Éste es –según Vipaspre- el KPI que más retrasado va en la recuperación, con un 69%, a pesar de que es el valor más alto que hemos visto hasta ahora”. A pesar del ligero aumento del número de socios, éste todavía no se vio reflejado en los ingresos.

El KPI de INGRESOS “va quedando demasiado retrasado (69%) respecto a la recuperación en socios (74%), lo cual evidencia una pérdida en el ingreso por socio, lo que es preocupante en un sector que ya ofrece muchos servicios de calidad a bajos precios”, remarca el director de Fitness KPI.

“Por eso –prosigue- es importante que el sector se mentalice en que no debería bajar los precios y que, en este momento, esa no es la palanca principal para que los usuarios vuelvan a los gimnasios”. En este sentido agrega: “Una caída en el ingreso por socio pone en riesgo al sector y le hace menos competitivo a medio plazo”.