Se reabrieron los gimnasios en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia

Se reabrieron los gimnasios en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia

En el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia reabrieron los gimnasios el lunes 11 de mayo por la noche. El domingo por la noche los miembros de una sede en la ciudad de Colonia de la cadena  hicieron fila en la puerta esperando la apertura a las 00hs del lunes. Al respecto Rainer Schaller -fundador de McFit, dijo: «Creo que todos anhelaban esto».

En este marco, el ejecutivo de la cadena low cost McFit enfatizó en lo importante que será cumplir con las medidas de prevención estipuladas por las autoridades. Deberá haber suficiente espacio entre los equipos utilizados por los clientes, las duchas permanecerán cerradas y se alentará a los socios a limitar su entrenamiento a un máximo de 60 minutos.

Por otra parte, los clientes tendrán que lavarse o desinfectarse las manos después de ingresar a las instalaciones -el gimnasio deberá proporcionar al menos desinfectante del tipo virucida limitado-. También se evitarán los rituales de bienvenida (estrechar la mano, etc.) que tengan alguna clase de contacto con otros.

La oferta gastronómica solo estará permitida bajo las disposiciones del gobierno alemán, mientras que el autoservicio en máquinas de comidas y bebidas estará prohibido hasta nuevo aviso. Por otro lado, se podrá dar asesoramiento a los clientes en planificación nutricional y también se los podrá orientar en cuestiones relacionadas a  sus entrenamientos.

Asimismo, no se permitirá la práctica de deportes de contacto físico inevitable, y tampoco habrá entrenamientos de resistencia de alta intensidad (ciclismo indoor, HIIT y entrenamiento de umbral anaeróbico). El acceso a las clases grupales debe estar regulado de tal manera que haya una distancia mínima de 2 metros en todas las direcciones.

Además, el equipamiento se debe organizar o bloquear en consecuencia para que la distancia entre dos máquinas ocupadas por los clientes al mismo tiempo sea de al menos 3 metros. En este sentido, se suma la distancia mínima de seguridad de 1,5 metro, más un espacio de movimiento del cliente y del dispositivo.

Los empleados deben usar barbijo en todo momento a menos que existan razones médicas que indiquen lo contrario. Sin embargo, los entrenadores e instructores del gimnasio pueden, si es necesario para llevar a cabo su trabajo, evitar el uso de barbijo, siempre que respeten y hagan respetar las distancias mínimas entre miembros.