Se presentó un proyecto de ley en el Senado Bonaerense para eximir del pago de impuestos a gimnasios y natatorios

Se presentó un proyecto de ley en el Senado Bonaerense para eximir del pago de impuestos a gimnasios y natatorios

Se presentó un proyecto de ley en el Senado de la Provincia de Buenos Aires que busca eximir del pago de impuestos a gimnasios y natatorios. Si bien la iniciativa fue presentada a principio de julio, hace una semana empezó a recibir tratamiento parlamentario en la comisión de Deportes de la Cámara Alta bonaerense.

 “La pandemia ha generado un impacto negativo en el sector deportivo. Es por ello por lo que planteamos esta iniciativa, cuyo fin es regular la necesidad de eximición impositiva a tales entidades durante el plazo de vigencia de la Emergencia Sanitaria”, explica la Senadora Carolina Tironi de Juntos por el Cambio, autora de la propuesta.

En los artículos de este proyecto de ley, se explicita que los clubes deportivos, gimnasios y natatorios con domicilio en la provincia de Buenos Aires se vean eximidos de pagar el impuesto a los Ingresos Brutos y el impuesto Inmobiliario Urbano, así como también del pago de los servicios de electricidad, gas natural y agua.

“También proponemos que se condone el pago de los Ingresos Brutos y del impuesto Inmobiliario Urbano a aquellas instalaciones deportivas que adeuden su pago por el período fiscal 2020”, añade Tironi. La eximición del pago de impuestos provinciales tendría por plazo la vigencia de la Emergencia Sanitaria en Buenos Aires, establecida por el Decreto 132/2020.

El proyecto de ley destaca también que el Poder Ejecutivo Provincial, a través de la Autoridad de Aplicación correspondiente, deberá implementar una línea de crédito a tasa cero para permitir la subsistencia y recuperación económica del sector del fitness en Buenos Aires y para estimular el desarrollo de la actividad en gimnasios y natatorios.

A fines de junio, la senadora Tironi había presentado en el Senado Bonaerense un proyecto de declaración que pedía por la reapertura de gimnasios y piletas. “La necesidad de que reabran se fundamenta en los beneficios que tiene la actividad física para la salud y la calidad de vida de quienes la practican”, concluye la legisladora.