Se presentó Sweatcoin, una app que les paga a sus usuarios por caminar

Se presentó Sweatcoin, una app que les paga a sus usuarios por caminar

En Europa se presentó la aplicación Sweatcoin, una plataforma que les paga a sus usuarios por caminar. La iniciativa pertenece a Anton Derlyatka, Oleg Fomenko y Egor Khmelev, tres empresarios con experiencia tanto en la industria del fitness como en la industria de la tecnología. El fin de su proyecto es incentivar a las personas a llevar una vida más activa.

“Queremos una vida más saludable en un planeta más saludable. Logramos esto al convertir sus pasos en una moneda para utilizar comprando productos y servicios geniales. Hacemos esto porque creemos que los pasos que dan las personas tienen valor para ellas, para sus seguros médicos y para la sociedad”, señala Derlyatka.

Sweatcoin cuenta los pasos registrados en los smartphones de los usuarios y los convierte en una moneda virtual. Con esta app, los usuarios obtienen recompensas a través de la actividad física. Cuando más alto el nivel de actividad, mayores serán los ingresos obtenidos. Las sweatcoins pueden ser usadas para comprar productos en un mercado integrado a la app.

Las sweatcoins obtienen su valor a partir de la alianza que hace la aplicación con empresas de productos y servicios, así como también con compañías de seguros médicos y con distintos gobiernos que buscan reducir sus costos de salud pública. “Sweatcoin ayuda a los usuarios a volverse un 20% más activos día a día, incluso después de 6 meses”, afirma Fomenko.

Algunos de los partners de Sweatcoin son Apple, Harry’s, Audible, Skullcandy y Yoga Club. “Somos hasta el momento la aplicación de salud de mayor crecimiento. Alcanzamos el puesto Nº 1 en descargas en Estados Unidos, Italia, el Reino Unido, Austria, Alemania, Australia, Holanda, Canadá, entre otros países”, dice Fomenko.

Además de invertir las sweatcoins en productos y servicios, la app ofrece a sus usuarios la posibilidad de donar su dinero virtual a diferentes campañas solidarias. “Una vez que nuestra comunidad financió colectivamente suficientes monedas para alcanzar la suma objetivo, las donamos a nuestras ONG asociadas apoyando causas ambientales y humanitarias”, añade.

Según el British Journal of Sports Medicine, esta aplicación “logró un cambio de conducta en la actividad física sostenible” usando un modelo de negocio viable que puede recompensar continuamente a sus usuarios por estar activos: “Las organizaciones de salud pública pueden beneficiarse aliándose con empresas para ofrecer programas de incentivos” como de esta app.