Resultaron todos negativos los hisopados por Covid-19 a usuarios de un gimnasio de San Francisco, Córdoba

Resultaron todos negativos los hisopados por Covid-19 a usuarios de un gimnasio de San Francisco, Córdoba

Las autoridades sanitarias de San Francisco, Córdoba, dispusieron la realización de hisopados a quince personas –usuarias y staff del gimnasio Tiempo Libre de esa ciudad-, tras confirmar que un individuo infectado de Covid-19 había visitado en tres oportunidades ese centro de fitness. Los resultados de esos tests, conocidos hoy, fueron todos negativos.

“Cuando se confirmó que su test había dado positivo, nos llamaron desde el COE local para informarnos. Cerramos el gimnasio inmediatamente, de forma preventiva y, gracias al nuestro software de gestión, fue muy fácil darles detalles sobre los días y horarios en los que esa persona había asistido a nuestras clases de calistenia”, dice Pablo Peiretti, dueño del gym.

Luego de obtener esa información, el COE pidió identificar a todas las personas que tuvieron contacto estrecho con ese socio, es decir, quienes habían estado interactuando con él a menos de 1,5 metros de distancia. Posteriormente, las quince personas -entre ellas, usuarios profesores y el propio Peiretti- fueron convocadas para hacerse el hisopado.

“Los testeos nos los hicieron el miércoles a la mañana y hoy temprano nos avisaron que los quince dimos negativo. Fue una gran noticia, me saqué una mochila tremenda. Viví dos días difíciles, llenos de llamados y presiones. Esto demuestra que lo que venimos haciendo está bien, porque si no los resultados hubieran sido otros”, destaca.

“Desde que abrimos nuestras puertas, siempre trabajamos con mucho cuidado. Por suerte soy insistente con esto, lo era antes y mucho más ahora con esta reapertura. Con los profes trabajo siempre para que mantengan presentes las pautas del protocolo y que la gente no tenga contacto, que todos respeten el tiempo de su turno y se vayan a casa”, remarca Peiretti.

“Este es un antecedente interesante para demostrarles a los que están encargados de los COE que, haciendo las cosas bien, los gimnasios podemos trabajar sin problemas y garantizar el cuidado de nuestra gente. Con estos protocolos, las probabilidades de contagio son bajas”, añade.

“Estoy feliz y orgulloso –prosigue- por poder contar esto y porque todo el esfuerzo que hicimos sirvió. Pero a la vez me siento enojado porque perdimos cinco meses, en los que venimos pidiendo que nos permitan trabajar porque sabíamos que haciendo las cosas bien estos iban a ser los resultados”.