Perú prolonga 14 días su confinamiento y los gimnasios seguirán cerrados

Perú prolonga 14 días su confinamiento y los gimnasios seguirán cerrados

El Gobierno de Perú extendió el confinamiento social y obligatorio por 14 días más, desde el 15 al 28 de febrero. Con esta decisión, los gimnasios deberán continuar cerrados. La cuarentena en Lima y otras nueve regiones se inició el 1 de febrero pasado y regiría hasta el 14, pero “la situación cambió por el riesgo extremo de casos” en 32 provincias del país.

“La cuarentena ahora es distinta porque va a estar focalizada en provincias, no en departamentos”, dice Mizael Alba de Slym Gym. “Si alguna provincia está con riesgo moderado, podrá trabajar con determinado aforo, pero si tiene un riesgo máximo, cerrará”, agrega. Así lo anunció la jefa del gabinete, Violeta Bermúdez, en conferencia de prensa.

“Algunos gimnasios abrieron en diciembre cuando se habilitó la apertura con permisos, sin embargo, muchos empezaron a trabajar recién en enero por el tiempo que implicaba presentar protocolos y que fueran aprobados por el Ministerio de Salud”, comenta Antonio Barrera, propietario de Miura Gym. El 31 de enero volvieron a la cuarentena y eso afectó bastante a los gimnasios que recién se estaban recuperando del primer confinamiento.

“Ya con la primera cuarentena muchos gimnasios quebraron, supongo que no podían solventar los gastos de alquiler ni las deudas”, dice Barrera. “Nosotros, al no tener ingresos, tuvimos que alquilar parte del gimnasio, por más que tenemos local propio”, agrega. Normalmente, los meses de enero, febrero y marzo para el sector representan entre el 50% y el 70% de los ingresos del año, puesto que es el periodo más fuerte.

“Nuestro pedido es ser considerados como pieza clave en la lucha contra esta pandemia y no contemplados como una actividad de entretenimiento”, destaca Enrique Mosquera, gerente de Operaciones y Fitness de BodyTech. A su vez, comenta que los gimnasios y centros fitness de Perú tuvieron pérdidas superiores a los 150 millones de dólares. “Hubo suspensión de contratos laborales a empleados y para la mayoría los gimnasios son la única fuente de ingresos de sus hogares”, dice.

Desde el sector esperan la publicación de un decreto estatal que detalle apoyos económicos para algunos sectores, sobre todo para las empresas de la fase 3 y fase 4 de la reactivación económica. En esta última se encuentran los gimnasios junto a otros establecimientos en la categoría de “entretenimiento”, lo que provocó reclamos por parte del sector del fitness que asegura que debe ser considerado como parte de la salud.