Mendoza abre un registro de entrenadores que usan espacios públicos

Mendoza abre un registro de entrenadores que usan espacios públicos

La Municipalidad de Mendoza realiza un relevamiento de los profesores de educación física, instructores y entrenadores que ejercen su profesión en espacios públicos de la ciudad. Desde el municipio aseguran que el objetivo de este relevamiento es “fortalecer y articular acciones con quienes ofrecen entrenamientos y clases al aire libre”.

“Esta iniciativa –explica el texto del comunicado oficial- surgió a partir del crecimiento de la demanda de actividades deportivas y recreativas al aire libre que generó la pandemia. Ante este escenario, el Municipio se propuso fortalecer y articular acciones con quienes contribuyen a desarrollar prácticas saludables”.

En este sentido, el Municipio manifestó su intención de “interiorizarse acerca de los horarios, los lugares donde se desempeñan, sus necesidades e inquietudes”. De este modo, pretenden “garantizar la disponibilidad horaria para todos los profesores, técnicos e idóneos de la educación física que utilizan espacios públicos para ejercer”.

Consultada al respecto, Silvana Caponi, presidente del Colegio Profesional de la Educación Física de Mendoza (COPEF), opinó que “es justo y está bien que se regule el uso de espacios públicos”, aunque manifestó su preocupación por el uso en el comunicado oficial de los términos instructores, técnicos e idóneos de la educación física. “Es un error que se puede mal interpretar, ya que no existen esas carreras”, aclara.

“Este tema se les ha ido de las manos. Hay mucha oferta de clases en espacios abiertos, dadas por personas que no pagan impuestos de ningún tipo, cuando hay lugares habilitados para prestar este tipo de servicios que pagan muchísimos impuestos. Además los espacios públicos tienen un fin y no es que la gente lucre con ellos todo el tiempo y en cualquier lugar. Por eso, creo que este registro sirve para ordenar algo que está muy desordenado”.

Desde la Asociación Mendocina de Gimnasios y Afines (AMGA) manifestaron su descontento con esta noticia. “Decisiones de este tipo solo perjudican más a nuestro sector, ya que este intento por regular, algo que es imposible de controlar, convalida una actividad comercial en espacios públicos, libre de impuestos y del pago de servicios”, dice un comunicado emitido desde la entidad.

“Y decimos actividad comercial, porque las personas que dictan clases en espacios públicos cobran cuotas similares y a veces mayores a las que cobramos los gimnasios. Esto solo agudiza la competencia desleal, problema que traemos desde hace muchos años y que creció con la pandemia”, dice Andrea De Marco, presidente de AMGA.

“Muchos hemos escuchado hablar de los manteros del fitness, y suena duro, pero es la realidad por la que está atravesando lamentablemente el sector. Nosotros ya hemos planteado este tema con anterioridad a la Subsecretaría de Deportes de Mendoza, y no hemos logrado nada”, agrega De Marco, que además es propietaria del gimnasio Oxígeno.

“La realidad –opina- es que no cuentan con los recursos necesarios para controlar semejante decisión. Este registro motiva a que salgan a trabajar a la calle, total no tributan nada, y nadie los controla. El único que puede controlar esto es el usuario, cuando entienda que a veces ni siquiera sabe la formación profesional de quién le está dando la clase”.