Los servicios digitales seguirán creciendo, pero el elemento humano no se perderá

Los servicios digitales seguirán creciendo, pero el elemento humano no se perderá

Ya sea por deseo o necesidad, impulsados por la pandemia, tanto los profesionales del fitness como los gimnasios trabajan arduamente para ofrecer soluciones digitales que les permitan tener un mayor alcance con sus servicios, a un costo menor, más allá de los límites de las instalaciones físicas. Sin embargo, el elemento humano no se perderá.

Así lo afirma la última encuesta – EREPS Member and Employer Surveys, April/May 2021– realizada por el Registro Europeo de Profesionales del Ejercicio (EREPS). “Las opciones digitales presentan oportunidades interesantes, pero no se puede digitalizar la empatía y la confianza, que son los atributos cada vez más valiosos en los entrenadores”, dice el texto.

Tanto es así que al calificar las aptitudes requeridas en los entrenadores a hora de reclutarlos, las habilidades personales / de comunicación y de servicio al cliente fueron calificadas como “esenciales” por un 67% y 64% de los empleadores, respectivamente. Mientras que las habilidades técnicas específicas para preparar / supervisar programas de ejercicio efectivos resultaron «esenciales» para el 41% de los encuestados.

Cuando se les preguntó si el número de entrenadores de fitness que emplean o con los que trabajan será diferente a medida que la industria logre su reapertura total después de Covid-19, el 59% indicó que este número disminuiría. De estos gimnasios encuestados, el 22% declaró que tendrán un 60% o menos entrenadores que antes de la pandemia.

Cuando se les presentó una serie de opciones sobre cómo podrían adaptar su modelo de entrega de servicios debido al impacto del Covid-19, solo el 29% de los gimnasios dijo que no habría ningún cambio en su modelo. La gran mayoría hizo adaptaciones a su modelo y la más frecuente –para el 43%- fue desarrollar una oferta de servicios al aire libre.

A esto le siguió un 40% con más sesiones enfocadas en el bienestar social y mental de sus clientes; 29% más de opciones de entrenamiento virtual (en vivo y a demanda); 28% más de monitoreo de datos de salud a través de dispositivos digitales; y un 26% más de programas para poblaciones específicas (niños, mayores, diabéticos, obesos, etc.).

En sus conclusiones, el informe resalta: “Existe un mayor reconocimiento de que el sector necesita comprometerse más con las profesiones de la salud aliadas para brindar soluciones preventivas que mejoren el estilo de vida. Esto se refleja en el deseo de los entrenadores de mejorar sus habilidades para trabajar con poblaciones especiales”.

Pueden leer aquí el informe completo del EREPS  (en inglés).