Los hombres con hemofilia se sienten más motivados en gimnasios con entrenadores personales

Los hombres con hemofilia se sienten más motivados en gimnasios con entrenadores personales

Project GYM, un programa de entrenamiento físico específico para hemofilia, determinó que los hombres de 18 a 25 años con hemofilia se sienten más motivados en un gimnasio con entrenador personal. Los autores publicaron los resultados en referencia a la viabilidad y seguridad del análisis.

Paul McLaughlin, MSc del Centro de Hemofilia y Unidad de Trombosis Katharine Dormandy de Londres, Reino Unido, señala que “muchos hombres jóvenes con hemofilia participan en actividades físicas y deportes, pero enfrentan desafíos por su condición”.

La hemofilia es un trastorno poco frecuente en el que la sangre no coagula de manera habitual. El estudio, publicado en Investigación y Práctica en Trombosis y Hemostasia, evaluó el Proyecto GYM y su efecto sobre la actividad en el gimnasio.

Del análisis participaron 19 hombres jóvenes con hemofilia A o B de tres centros de Londres. Aleatoriamente, los participantes fueron asignados a grupos de “sólo gimnasio” o “gimnasio con entrenador personal”.

Al inicio del proyecto y seis meses se realizaron cuestionarios para evaluar los niveles de actividad física, la motivación para hacer ejercicio, la autoeficacia, la calidad de vida, y el autoestima.

La investigación concluyó que los participantes de «gimnasio con entrenador personal» tenían una mayor asistencia a las instalaciones en comparación del grupo de «sólo gimnasio». 

En este sentido, siete hombres incrementaron sus niveles de actividad, mientras que nueve permanecieron igual. La mediana de las puntuaciones de salud mejoró en tres participantes, y permaneció igual en 12. Incluso no hubo sangrado durante la actividad en los gimnasios.

Kate Khair, PhD del Centro de Hemofilia y Unidad de Trombosis Katharine Dormandy, lideró posteriormente un estudio observacional utilizando el análisis temático y audios grabados de entrevistas individuales sobre la participación en el proyecto.

Khair señala: “El bienestar psicológico de los hombres jóvenes con hemofilia mejoró durante este estudio. Lo que puede estar relacionado con la participación en un programa de ejercicio físico en un gimnasio”.

“En el futuro nos encantaría replicar este estudio, particularmente en mujeres, y actualmente estamos buscando financiamiento adicional para continuar con el proyecto”, concluye Khair.

Este es el primer estudio que evalúa un ambiente de gimnasio no médico y un programa de acondicionamiento físico dirigido por un entrenador personal en personas con hemofilia.