Los gimnasios de Barcelona limitan las duchas a 3 minutos por la sequia

Los gimnasios de Barcelona limitan las duchas a 3 minutos por la sequia

Los gimnasios de Barcelona, capital de la comunidad española autónoma de Cataluña, limitan las duchas a tres minutos por la sequia. Bajo la campaña ‘Cada gota de agua resta’, impulsada por la asociación de entidades de gestión de instalaciones deportivas públicas, Gestiona, los usuarios de estos centros deberán limitar sus duchas y los pulsadores de agua se reducirán a 15 segundos para fomentar la rapidez.

En esta línea, Josep Viladot, presidente de Gestiona, explica que estas medidas tienen como objetivo «sensibilizar a los usuarios sobre la importancia de utilizar el agua de manera más eficiente». La campaña también contempla la instalación de dosificadores en los centros deportivos, que pueden ahorrar hasta nueve litros de agua por minuto, y se distribuirán unos mil dosificadores a los usuarios para que los utilicen en sus hogares.

Además del control en el tiempo de las duchas, se plantea la renovación del agua de las piscinas con agua regenerada. Estas medidas, según Gestiona, podrían reducir hasta un 25% del consumo de agua en más de 40 centros deportivos de Barcelona.

En cuanto al impacto económico que estas medidas podrían tener en los centros deportivos, Viladot estimó en un 20% la posible reducción de ingresos debido a posibles bajas de usuarios. Hasta el momento, el Plan de Sequía había prohibido el llenado total o parcial de las piscinas, pero con la entrada en la fase de emergencia, los centros deportivos podrán llenarlas a cambio de cerrar parcialmente las duchas.

En la fase 2 de emergencia, deberán cerrar todas las duchas si mantienen abierta la piscina, y en la fase 3, se cerrarán todas las duchas, independientemente de si hay piscina o no. Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona también implementará medidas para reducir el consumo de agua en las instalaciones deportivas municipales, como el cierre parcial de las duchas y la promoción del uso de duchas de tres minutos.

Por otra parte, el jueves pasado también se anunciaron medidas adicionales que afectan a unos seis millones de habitantes, quienes deben limitar el consumo a 200 litros diarios por persona y tienen prohibido lavar sus vehículos, con excepción de los establecimientos comerciales que empleen recirculación de agua.

También se prohíbe llenar piscinas que se encuentren vacías, incluso en lugares turísticos, como hoteles y centros de camping, y comunidades de vecinos. La Península Ibérica se encuentra en su punto más seco en 1.200 años, según mostró un estudio de 2022.