Hoy inaugura el gimnasio Rebel en Río Gallegos, en Santa Cruz

Hoy inaugura el gimnasio Rebel en Río Gallegos, en Santa Cruz

Hoy se realizará la apertura del gimnasio Rebel en la ciudad patagónica de Río Gallegos, ubicada en la provincia de Santa Cruz. El flamante centro de acondicionamiento físico cuenta con un espacio de 285 m², en el cual hay un salón de 85 m² para clases grupales, así como también un espacio con equipamiento de musculación y cardio.

“Por el momento estaré solo yo manejando el gimnasios, ya que habrá pocos clientes debido al protocolo que está vigente en nuestra ciudad. Voy a esperar un poco para ver si hay algún cambio en la reglamentación antes de tomar un compromiso con empleados que quizás no pueda sostener”, explica Santiago Neil, fundador y propietario de Rebel.

El gimnasio Rebel fue equipado por las marcas Fox, Embreex y Argent Fitness. Para asistir tres veces por semana, los clientes deberán pagar una cuota mensual de $2100 pesos, pero si desean entrenar todos los días, el precio será de $2600. “Por el momento únicamente ofreceremos servicios de musculación y cardio, las clases vendrán más adelante”, añade Neil.

“Soy un convencido de que los gimnasios reciben a la gente que vibra en consonancia con ellos. Es muy común ver que los miembros vayan detrás de un entrenador o de un profesor más que detrás de la marca del gimnasio. Por eso esperamos que lleguen los clientes que tengan que llegar”, opina el dueño.

“Esperamos –prosigue- usuarios que se hagan responsables de su bienestar. Podrán venir todos los días durante una hora, pero el día tiene 23 horas más. Por eso quiero que entiendan que nosotros somos un complemento y que le daremos conocimientos y acompañamiento, pero que gran parte del compromiso con un cambio físico sucede fuera del gimnasio”.

Según Neil, “a diferencia de lo que ofrecen los demás centros de acondicionamiento de mi localidad, lo que nos destacará será el diálogo con el cliente. La transparencia será clave para poder ver con claridad qué es lo que deben hacer para lograr sus objetivos, y esa es una responsabilidad de quienes trabajan en el gimnasio”, concluye el propietario.