Hacer poco ejercicio y dormir mal aumenta el riesgo de muerte

Hacer poco ejercicio y dormir mal aumenta el riesgo de muerte

Hacer poco ejercicio y dormir mal aumenta un 57% el riesgo de morir por cualquier causa, un 67% el riesgo de cardiopatía y hasta un 45% el riesgo de cáncer. Así lo sugiere un estudio, publicado en el British Journal of Sports Medicine, que asegura que los efectos negativos provocados por un mal descanso pueden ser contrarrestados con ejercicio físico.

Para esta investigación se realizaron pruebas en un grupo de 380.055 personas, de 55 años de edad en promedio. Los niveles de ejercicio físico se categorizaron según la escala Metabolic Equivalent of Task (MET) -calorías gastadas por minuto-: actividad alta (1200 o más MET), media (entre 600 y 1200), o baja (entre 1 y 600).

El sueño, por su parte, se clasificó en pobre, intermedio o saludable en función del cronotipo, insomnio, duración del sueño, somnolencia o ronquidos. Tras 11 años se pruebas, los investigadores concluyeron que el 56% de los participantes tenía un sueño saludable, el 42% de calidad intermedia y el 3% tenía descanso pobre.

Asimismo encontraron que cuanto menor era la puntuación del sueño, mayores eran los riesgos de muerte por cualquier causa, por enfermedades cardiovasculares y por accidente cerebrovascular isquémico.

Y en el caso de los que hacían poco o nulo ejercicio y tenían un sueño deficiente presentaban hasta un 91% más de riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, en comparación con los que tenían una actividad física alta y un sueño saludable.

“Los niveles de actividad física en o por encima del umbral de la guía de la OMS (600 minutos de tarea equivalente metabólica/semana) eliminaron la mayoría de las asociaciones deletéreas del sueño deficiente con la mortalidad”, remarcaron los investigadores.

Aun así advirtieron que este estudio es observacional, por lo que no se puede establecer una relación causa-efecto y es preciso profundizar las investigaciones al respecto.