Gimnasios califican de “escuetas y lamentables” las ayudas anunciadas

Gimnasios califican de “escuetas y lamentables” las ayudas anunciadas

En los últimos días, Gobiernos provinciales y municipales de varios puntos del país han anunciado diferentes programas de alivio económico que alcanzarían a gimnasios, natatorios y estudios. El objetivo principal de estos anuncios es aplacar los caldeados ánimos del sector privado, que está impedido de trabajar, más que de brindar una ayuda real y seria.

Subsidios, alivios tributarios y bonificaciones en servicios públicos son algunas de las “ayudas” anunciadas por funcionarios de los gobiernos de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Catamarca, entre otras. “Dos meses sin pagar ingresos brutos no son de mucha ayuda”, destaca Ariel Caltabiano, dueño de Squatgim, de Mar del Plata.

“El año pasado –prosigue- estuvimos cerrados más de 8 meses. En ese tiempo adquirimos deudas y, en los meses que estuvimos abiertos, trabajamos al 10%, con lo cual el 2020 se perdió. Acá faltan moratorias a tasa cero con el valor inicial y paquetes de ayuda más consistentes. No puede ser que no salga algo más importante para reactivar el sector”.

La provincia de Buenos Aires anunció que no se aplicarán retenciones de ingresos brutos entre julio y agosto a los sectores afectados por la nueva cuarentena, entre ellos, el sector del fitness. Además, para los empleados se ampliará el Programa Preservar Trabajo, el cual otorga un subsidio de $10.800 por 3 meses, y con posibilidad de extensión hasta un año.

“El cese de cobro de ingresos brutos es una ayuda escueta por parte de provincia, así como también la Asistencia al Trabajo y a la Producción ya que fue implementado de una manera aleatoria y mucha gente quedó afuera”, opina Martín Racosta, de Vox Gym Hall, de Bahía Blanca, donde el Municipio anunció el cese temporal del cobro de impuestos municipales.

También en la provincia de Buenos Aires, la municipalidad de Leandro N. Alem lanzó el Programa de Asistencia Económica de Emergencia con el objetivo de ayudar a los gimnasios, entrenadores personales, canchas de fútbol 5, canchas de paddle y de tenis. Los interesados pueden anotarse hasta el viernes 28 en este link.

En el caso de Santa Fe, el gobierno provincial ofrece un subsidio de entre $50 y $100 mil pesos por única vez para los sectores afectados por el nuevo cierre. El monto a recibir varía según la cantidad de trabajadores registrados que tenga el comercio. “Es una ayuda lamentable”, dice Marcelo Visuara, presidente de la Cámara de Gimnasios de Santa Fe.

Según explica Visuara, el subsidio anunciado depende de la categoría fiscal y la cantidad de trabajadores del comercio. “Todos nos inscribimos pero hasta el momento nadie nos recibió a los gimnasios. No existe un plan de contingencia para nuestro sector, sinceramente creo que el panorama es muy desesperante y no podemos resistir un día más de cierre”, asegura.

Para Luciano Gottig, de la Asociación de Gimnasios de Rosario, este subsidio “es totalmente insuficiente ya que estamos hablando de un rubro que estuvo casi medio año cerrado y después abierto intermitentemente”. En esta línea añade: “No alcanza para solventar absolutamente ninguno de los gastos y deudas que contrajimos”.

En la provincia de Catamarca se presentó el Plan de Ayuda Social y Compensación Económica, el cual brinda un subsidio no reembolsable de $15 mil pesos por cada empleado registrado. En caso de no tener a los trabajadores registrados, el propietario del comercio recibirá una asistencia de $15 mil pesos.

Por otro lado, el gobierno catamarqueño ofrecerá una bonificación en el pago de la luz en junio y julio a los sectores afectados. “Por ahora son solo anuncios”, dice Laura Sampayo, del gimnasio catamarqueño LS Gym, y en la misma línea destaca: “El año pasado también prometieron ayudarnos y al final no recibimos nada”.