G-Fitness donó 5.000 barbijos a cuatro hospitales de la Ciudad de Buenos Aires

G-Fitness donó 5.000 barbijos a cuatro hospitales de la Ciudad de Buenos Aires

La empresa argentina de equipamiento G-Fitness donó 5.000 barbijos tricapa y KN95 a las guardias de cuatro hospitales de la Ciudad de Buenos Aires. Dicha donación se hizo a través del Dr. Ariel Almada, jefe de Guardia de la Clínica Suizo Argentina, quien junto a G-Fitness llevó los barbijos a los hospitales GutiérrezGarrahanVélez Sarsfield y Pirovano.

“Cuando la pandemia estaba en sus inicios, nosotros hicimos una importación de una gran cantidad de barbijos para vender. Viendo cómo la situación es complicada para los médicos, ya que no reciben ningún tipo de suministros, decidimos donar parte de nuestro inventario para que puedan estar protegidos”, cuenta Cristopher Palermo, CEO de G-Fitness.

Por otra parte, en agosto la compañía hizo una donación de 25.000 barbijos pero orientada a gimnasios. Cien centros de acondicionamiento físico fueron beneficiados por esta iniciativa de G-Fitness, ya que cada uno recibió 250 unidades para que las regalaran a sus clientes y pudieran así cumplir con los protocolos de seguridad e higiene.

“Esta acción solidaria resultó bien. Esperábamos que más gimnasios vinieran a buscar su caja de barbijos, pero comprendemos que, con la movilidad reducida por la cuarentena, se hizo un poco complicada la logística. Aun así, varias donaciones llegaron a destino, incluso a gimnasios del interior del país”, explica Palermo.

“Creímos que los barbijos -continúa el CEO- eran un producto que aportaba mucho al sector. En un momento estuvieron bastante sobrevalorados ya que se necesita un barbijo cada tres horas. Nos pareció bueno hacer las donaciones porque, además de ayudar en lo económico para que no tengan ese gasto, refuerzan el protocolo para entrenar de forma adecuada”.

“Afortunadamente, a nosotros la pandemia no nos pegó tan fuerte porque creció el consumo residencial, que un poco compensa la baja de los gimnasios. Así que sentimos la necesidad de devolverle algo a ese sector que tantos años nos acompañó como cliente. Ya que no la estamos pasando tan mal como ellos, queremos apoyarlos”, concluye Palermo.